17 oct. 2015

Reclaman un periodismo institucional de calidad

Logotipo de la web del Colegio de Periodistas de Castilla y León
 Por el interés que reviste esta noticia, publico íntegramente el teletipo de la Agencia EFE, fechado hoy en Segovia. Sólo comentar que quien se sienta referenciado que levante la mano...

"El Colegio de Periodistas de Castilla y León ha defendido hoy en Segovia un periodismo institucional de calidad, y ha reclamado a administraciones y empresas que contraten profesionales para sus gabinetes de comunicación "en condiciones dignas".

Durante la celebración de su II asamblea anual, en el Museo de Arte Contemporáneo "Esteban Vicente", ha sido aprobada una resolución para denunciar cómo "viene siendo común que se amorticen plazas para periodistas profesionales en gabinetes de prensa o comunicación".

Se da la paradoja, según ha explicado a los periodistas la decana del Colegio, Mar González Mena, que los puestos se cubren "por personas no colegiadas o sin la titulación adecuada para desempeñar esta labor".

En otros casos, los periodistas que se incorporan a las instituciones reciben la categoría de administrativos, pero desempeñando puestos de jefes de comunicación, "lo que no deja de ser una perversión de la legislación laboral en los foros donde se debe cumplir escrupulosamente con la legalidad vigente".

Asimismo, en el texto de la resolución se subraya que "se vienen registrando malas prácticas con los becarios, gran parte ya licenciados o en los últimos cursos de su formación universitaria, que son llamados a ocupar puestos estructurales en los medios de comunicación".

Estos becarios, añade, tienen "horario fijo, sin ser remunerados convenientemente y sustituyendo, por voluntad de las empresas, a profesionales con experiencia que constituyen la auténtica memoria de las redacciones", dándose el caso que se han perdido en la Comunidad unos trescientos empleos de periodistas, durante la crisis.

El Colegio de Periodistas de Castilla y León se ha comprometido a denunciar públicamente las malas prácticas que perjudiquen a la profesión periodística, y que redunden en perjuicio de los ciudadanos que tienen derecho a una información de calidad.EFE".

Pues, lo dicho...