6 ene. 2014

Proteger los datos o la importancia del consentimiento

La desconfianza reina en Europa, según las conclusiones del Eurobarómetro 404 sobre "Ciberseguridad". En este informe, nueve de cada diez europeos evitan divulgar información personal online y el 76% está de acuerdo con que el riesgo de ser víctima de un cibercrimen se ha incrementado en los doce últimos meses. En el caso español, el 84% de los encuestados está preocupado por el hecho de que los websites no garanticen la seguridad de sus datos personales, el mayor porcentaje de la UE y muy por encima del 70% de media europea.

Para que la confianza vuelva a posicionarse en el mundo de internet, el Parlamento Europeo, a través de la Comisión de Libertades, Justicia e Interior, de la que es presidente el español Juan Fernández López Aguilar, aprobó, por amplia mayoría, el pasado octubre la nueva legislación de protección de datos europea, y que supone un enorme refuerzo de la privacidad de los ciudadanos de Europa ante empresas y actuaciones policiales...Para hacernos una idea, la Ley que está vigente data de 1995.

A  partir de la aprobación definitiva de la nueva legislación (previsto para abril de 2014), el procesamiento de datos de carácter personal deberá regirse en toda la UE y en sus Estados Miembros por los principios de legalidad y transparencia. Se fortalecerá la protección de la privacidad en el tratamiento de datos. Se refuerza la importancia del consentimiento, de tal modo que una empresa pueda procesar información personal solo si antes ha obtenido el permiso de la persona afectada.

Cualquier persona tendrá "derecho al olvido", es decir, a conocer qué datos suyos son procesados y a solicitar que sus datos puedan ser borrados o corregidos en internet. Según el español López Aguilar, "el borrado o corregido debería llevarse a cabo por la empresa implicada y comunicado a cualquier tercera parte a las que hubiese enviado los datos para que estos a su vez sean borrados o corregidos".

Este punto ha resultado ser especialmente conflictivo, llegando incluso algunos eurodiputados a proponer que sea eliminado porque consideran imposible aplicarlo. Pero es de una gran importancia, porque en estos momentos es muy fácil encontrar información sobre una persona en internet, y el uso que se le puede dar a esos datos puede traer consecuencias graves sobre su vida.

Se da un paso muy importante para la privacidad en internet, y sobre todo que devuelva la confianza a los ciudadanos en los temas de seguridad en el uso de redes sociales y en los famosos servicios "cloud computing". Aunque es evidente que en materia de protecciòn de datos todavía queda mucho por hacer, es bienvenido el rigor de las instituciones legislativas en poner algo de cordura y orden allí donde reina todavía el caos.

0 comentarios: