19 feb. 2013

Defensa pone en marcha la "Guía básica de comunicación estratégica"

El ministerio de Defensa, que dirige Pedro Morenés, busca que los militares ofrezcan "unidad de criterio" en asuntos como el papel de las Fuerzas Armadas en la sociedad y temas de interés como la crisis económica, la industria de defensa y los repliegues de Afganistán y Líbano, según publica en la primera "Guía básica de comunicación estratégica" a la que ha tenido acceso Europa Press.

En este documento, el Ministerio de Defensa quiere que los militares contribuyan a difundir el mensaje de que "es preciso realizar inversiones en Defensa" y,que los miembros de las Fuerzas Armadas lo tengan en mente cuando hablen en entrevistas, discursos, reportajes o en "cualquier otra actividad que pueda atraer la atención o interés de los medios de comunicación".

Se establece que "las ideas, mensajes, imágenes o acciones" que se transmitan "deben contar con una coordinación previa e ir dirigidas a provocar un mismo efecto". En este sentido avisa que  la comunicación "no tiene fronteras" y puede hacerse por "múltiples medios y plataformas, desde los más tradicionales", como los medios de comunicación o las conferencias, a los "más innovadores", entre los que sitúa Twitter, Youtube o jornadas de puertas abiertas. La Guía avisa que estas directrices "deben ser aceptadas", porque "todos los miembros de las Fuerzas Armadas son potenciales comunicadores, tanto por sus acciones como por sus omisiones".

Esta nueva política responde al mandato de la Directiva de Política de Defensa, aprobada por Morenés el pasado octubre, y que instaba a crear una 'oficina de comunicación estratégica' en el Ministerio. Por lo pronto, se ha aprobado una directiva sobre comunicación que encarga al director del gabinete técnico del ministro la elaboración y distribución de las "ideas clave" sobre la que "construir" la comunicación estratégica, que las diferentes autoridades de Defensa "desarrollarán en sus ámbitos de responsabilidad".


1 comentarios:

Anónimo dijo...

La politica militar la dicta el Gobierno, desde luego, pero los militares tienen que limitarse a acatarla, no a difundirla. Parece una iniciativa muy cuestionable.