5 dic. 2011

Por la dignidad del periodista

La dignidad del periodista cuesta 0,75 centimos de euro por pieza. Esta fué la alarma que una periodista puso en el aire de las redes sociales tras recibir una oferta de trabajo por la cual se le pagaban 0,75 c´çentimos de euros a la pieza. El tema tardó poco en prender , y  con el #gratisnotrabajo se convirtió en trending topic en twitter. 


No es cuestión de valorar la importancia que ha tenido éste hecho en las redes sociales, sino comprobar el grado de esclavitud en el que se encuentra el periodismo español. Poner esos precios a la pieza periodística no deja de ser un insulto a la integridad profesional de muchos periodistas. La alarma ha saltado, pero hace falta que ese eco se oiga en todas las parcelas de la sociedad.


En los momentos de crisis que vivimos , algunos pensaran que mejor es 0,75 céntimos que nada, y quizás lo digan desde la perspectiva de casi cinco millones de parados. Pero la dignidad, señores míos, es algo muy singular e inherente a la persona. Dejar que unos desaprensivos establezcan cuál es el valor del trabajo, sólo hace medir la altura de miras de nuestra sociedad.


El #gratisnotrabajo es un grito a la reflexión. Es el argumento de la desesperación de muchos profesionales del periodismo que viven en estos momentos un gran vacio de valores. Su trabajo  se equipara a recoger las hojas  caidas de los árboles, a una mecánica acción que se repite artículo tras artículo, que es fácil escribir lo que ha sucedido, porque la imagen que se tiene del periodismo es la de un "cuentámecuentos" según el color del cristal con que se mire.


Hagamos un examen de conciencia...Tenemos una reputación muy devaluada. Nuestra falta de ética y la falta de ética de los medios nos lleva a esta situación. Es una vorágine de desaciertos, confundiendo los géneros, mezclando opinión e información...estamos perdiendo el referente de objetividad que se nos ha dado desde el momento en que hemos deseado ser periodistas. El problema es que no no son los curritos quienes están devaluando el periodismo, sino los encumbrados directores a quienes les piden resultados económicos, evitar números rojos, y estar cada vez más pendientes del número de lectores, oyentes o televidentes... lo demás, la ética, el derecho a la información de los ciudadanos ha pasado a un segundo plano.

2 comentarios:

Octavio Rojas dijo...

Si me permites, Casimiro, me gustaría decir que si bien es un precio ridículo por un post (no un reportaje, sino un post de un blog), los periodistas tienen la opción de aceptar o rechazar trabajar bajo estas condiciones, pero creo que lo que se ha hecho mucho daño a una empresa.

Es difícil para todos, así que la empresa ha acabado pagando los platos rotos.

Eso es lo que creo.

Casimiro López dijo...

Es un punto de vista muy singular, querido Octavio, pero mi argumentación en este post no va sólo referida al hecho anecdótico del TT #gratisnotrabajo, que , efectivamente son las condiciones que ha puesto uan empresa y lo que tenía que haber sido un lo coges o lo dejas, ha sido vox populi en España. Pero apartemos las ramas para ver el bosque, ése bosque lleno de "insultos" a la dignidad profesional, a esos mercaderes del todo a cien que argumentan que para rellenar cuatro páginas no hace falta ser Nobel de Literatura.
Acepto tu punto de vista, y creo, sinceramente, que estas en el lado correcto, pero mi irritante argumentación va referida a esa mafia que exprime las ilusiones de muchos jóvenes promesas.