27 nov. 2011

El peligro que acecha a Rajoy

El PP ha obtenido una sólida y estable mayoria absoluta para poder hacer frente a la crisis económica que nos acecha en estos momentos. España, como pais miembro de la Unión Europe, se encuentra inmersa en el remolino de la crisis y en sus giros no está sóla...

Muchos son los peligros que van acechar a Mariano Rajoy en su legislatura, pero hay uno del que debe cuidarse con todas su fuerzas e inteligencia: la comunicación institucional.

Haciendo un retrospectiva de lo sucedido en los últimso cuatro años, hasta los más ciegos veían que el Gobierno del PSOE tenía un problema de comunciación con los ciudadanos. ALgo fallaba, algo estaba mal colocado para que al ciudadano le llegara una información veraz, precisa, clara y contundente de lo que el Gobierno estaba ejecutando.

Para colmo de los colmos, Jose Luis Rodríguez Zapatero en el Comité Federal, celebrado ayer, tras la severa derrota del 20-N, casi estableció en las conclusiones que el PSOE habría hecho lo correcto durante sus casi ocho años en el Gobierno, y que solo hay que apuntar hacia la crisis económica como razón de la pérdida de cuatro millones de votos.

Menos mal, que ZP dijo con contundencia: "Puede que cometiésemos errores de gesstión y comunicación"... y es que volvemos al pecado original de la comunicación institucional: pensar que la comunicación es cosa de amigos,amiguetes y sobrinillos. Pensar que si popnes al frente de la comunciación a comisarios políticos y algun que otro pesebrero la comunicación está ya resuelta o, cuanto menos, controlada...

Aviso a navegantes... La comunicación isntitucional sigue anclada en los antiguos cimientos del ministerio de Información y Turismo que dirigó con mano fuerte Don Manuel Fraga. Suprimir esos cimientos es cosa que debe trabajar Mariano Rajoy, más que nada para quitarse uno de los pilares de las posibles derrotas: comunicar a la sociedad las acciones de Gobierrno, porqué se hacen, cómo se van a ejecutar, y qué se quiere obtener a cambio.

Rajoy ya ha estado en un Gobierno que no supo administrar y distribuir la información, y por ahí se perdieron votos. Asi pues, Mariano no vuelvas a co0meter los mismos errores que tu antecesor y los mismos que Aznar. No hagas de la comunciación isntitucional el nicho de amigos, amiguetes y sobrinetes en los que sustentar la emisión de información.

Por mi experiencia, creo, y espero equivocarme, todo seguirá igual. ¿Has aprendido la lección, Mariano?. La respuesta, en enero... aunque me temo lo peor.

2 comentarios:

José Gomar dijo...

Seguramente ya estarás al tanto del patinazo que dio su equipo de comunicación ninguneando a un chico de 15 años que le preguntó en Twitter por su programa (http://politica.elpais.com/politica/2011/11/25/actualidad/1322246330_907483.html ). Seguramente, si la escena hubiera tenido lugar unos días antes de unas supuestas elecciones, en un supuesto debate abierto en el que dos supuestos candidatos andaran parejos en intención de voto, seguramente, digo, la respuesta habría sido bien distinta. Se habría alabado la madurez del muchacho y su precoz interés por la política, signo inequívoco del potencial que hay en este país y que el candidato de turno, of course, se sentiría obligado a cuidar con sus políticas educativas. Un rayo de esperanza, un brote verde en el erial del desinterés juvenil hacia la política. Pero resulta que el joven Rubén dirigió su pregunta al aplastante vencedor de unas elecciones, que ya no necesita abrazar abuelas o besar niños en los mítines. Ni mucho menos, contestar a jóvenes que se preocupan en pensar.
Lo visto estos días confirma que el cara a cara con el ciudadano no es el fuerte del equipo que dirige la comunicación de Rajoy. ¿Tendrán la misma capacidad quienes orienten la política comunicativa del próximo Gobierno, como institución, hacia los ciudadanos? No sé si esto preocupa demasiado a Rajoy. Parece dar por hecho que cuando empiece a exigirnos los "necesarios sacrificios" que anunció el mismo día de las elecciones, todos nos apretaremos el cinturón con una resignada sonrisa en la boca y la satisfacción del deber cumplido. Pero Europa... ¡ah, Europa! Y los mercados... ¡ah, los mercados! A ésos sí que hay que aplicarse en convencerlos, y en comunicarles lo más claramente posible que España hace los deberes. Porque Europa y los mercados no fían las respuestas tan largo como hizo Rajoy con su joven interlocutor de Twitter. A él le decía: "¿qué le parece si esperamos unos años para debatir de política?". Veremos si al presidente electo, y a su primer gobierno, les dejan siquiera quince días para responder.

Casimiro López dijo...

Gracias José popr traer aquí el caso del chico de Twter, pero hay una frase que lo señala todo:"No sé si esto preocupa demasiado a Rajoy..." sin dudarlo yo diría que la máxima preocupación de Rajoy para esta legislatura de cambios, reformas, decisiones y sacrificios va a ser tener un buen sistema de comunciación para que no le surja una insurreción en el país. Egipto es quien está dando la medida de los indignados faltos de información...