30 ene. 2011

Bien resuelta informativamente la reforma de las pensiones

Cualquier actividad que realiza ell Gobierno suele tener el handicap de una mala gestión informativa...primando más el desastre, los problemas que acarreará, la ilógica que se destila de sus conclusiones, y, en fin, un largo etc. de situaciones contrarias al espiritu de la gestión.

No ha ocurrido ésto en el acuerdo llevado a cabo en la madrugada del viernes con la reforma de las pensiones. Sindicatos y empresarios han llegado a un acuerdo, junto con el Gobierno... esa es la lectura que se ha realizado y la que debe primar. Incluso los propios sindicatos han pedido que el consenso político sea el máximo, incluida la oposición que "tendrá , como partido opositor, la oportunidad de gobernar".

Lo bueno de este acuerdo es que no ha habido buenos ni malos, ni por haber ha habido protagonistas. Es un triunfo de la lógica de Estado y de la comprensión de un hecho que va a suceder dentro de pocos años: seremos más y viviremos más.

En este sentido la política de comunicación de las instituciones en juego: sindicatos, empresarios y Gobierno, ha estado a la altura de las circunstancias. No ha habido filtraciones de última hora que pudiera agriar el acuerdo, no ha habido protagonistas de un texto. Se ha desarrollado todo desde la óptica más aséptica posible, pero a la par lo más informativa que se puede hacer. El Gobierno, desde una distancia prudencial, pero teniendo claro el deber que se le otorga por el acuerdo firmado y la consecuente rubrica y establecimiento como decreto ley para que se pueda cumplir, ha cubierto informativamente todos los frentes que la sociedad y los medios de comunicación exigían.

Ahora vendrá la letra pequeña... esos flecos que algunso consideraran que sobran, que están enrfedados o que no se corresponden con la realidad. Sea lo que sea nadie puede discutir que se ha llegado a un gran acuerdo y se ha trabajdo bien el espacio informativo.

26 ene. 2011

Como ve la sociedad a los medios de comunicación

Si hay una cosa que gusta a los medios de comunicación es mirarse en el ombligo y decir "cuán seguidos están". Léase la guerra de cifras que publicitan los medios cuando sale el Estudio General de Medios y posiciona a cada uno en su sitio. Aquel periódico que ha rebasado en un 2% a su rivales más inmediatos, que si tal programa ha superado en oyentes a los de otras emisoras, y en televisión... qué decirles?, ahí las cosas incluso van por meses, días y hasta horas: la egolatria de la televisión es insufrible.

Pues bien, el Informe Anual de la Profesión Periodística que edita la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), dedica una parte a analizar cómo se ve el producto periodístico desde fuera, desde los consumidores de información, en relación a los medios elegidos, a la credibilidad y a la influencia que ejercen sobre los ciudadanos.

Sirva la primera referencia, y sin lugar a dudas la más llamativa por lo que tiene de refferente tanto cultural como informativo. Nos referimos a el porcentaje de población que no lee nunca prensa escrita, que es del 56,3%, es decir más de la mitad de los encuestados no se informa nunca a través de periódicos.

El ciudadano lo hace a través de los medios audiovisuales, la televisión propiamente dicha. Con el 83,3% es el medio que utiliza la sociedad para estar informada.

Otro dato es el crecimiento sostenido de los lectores de periódicos en internet: la tasa se eleva hasta el 37%. En dos años se ha duplicado el porcentaje de lectores de prensa en internet, pues en 2008 se situó en el 18,5%.

De este estudio, existe un punto referencial bastante curioso, como es el rechazo que genera entre la población el tiempo que se dedica a los cotilleos y al “corazón”, el partidismo de los medios y la falta de objetividad que se exhiben con frecuencia. Aspectos éstos que, para mortificación de esta profesión, es el que esgrimen cuando hablan de que la audiencia demanda determinados programas. Los insultos, el mal lenguaje, las criticas, en fin, el "periodismo irritante" se quieren hacer valer como petición del usuario de medios... y la verdad es que no es así.

25 ene. 2011

El Papa invita a los cristianos a unirse a la red social

Que los tiempos están cambiando, ya lo dijo Bob Dylan, y así parece ser que están convencidos los jerifaltes de la curia romana. En concreto, ABC informa que "el Papa invita a integrarse plenamente en las redes sociales" y establece que el «estilo cristiano» en las redes se caracteriza por «una comunicación franca y abierta, responsable, y respetuosa del otro".

Y es que algo sí han comprendido desde el ámbito de la cultura cristiana... es la revolución en las comunicaciones que "nace de un nuevo modo de aprender y de pensar, así como nuevas oportunidades para establecer relaciones y construir lazos de comunión».

La comunicación a traves de la web 2.0, su integración y la facilidad de transmisión y recepción, el famoso emisor-receptor con una reciprocidad en el mensaje es algo que la sociedad ha aprendido. Ahora bien, que una institución religiosa tan reacia a las novedades de comunicación que puedan desvirtuar el mensaje religioso es una buena noticia.

Sin embargo hay un espacio claro de los peligros que engloba la red. La interacción parcial, no dar resquicio a la reciprocidad del mensaje, a que sea criticado o argumentado, son inconvenientes con los que se va a encontrar el m undo católico si quiere integrarse de pleno en las redes sociales.

24 ene. 2011

Comunicación 2.0, ampliar nuevos horizontes informativos

Tímidamente se están asomando los gabinetes de prensa de la Administración Pública al mundo 2.0 para poder ampliar horizontes informativos. Una de las premisas básicas de estos gabinetes institucionales es la de facilitar la tarea a los periodistas, encauzar la información y cubrir los huecos que pueda haber entre la pura información y la realidad social.

Varias veces a la semana llegan a las redacciones de los medios traadicionales convocatorias y noticias, llamadas de confirmación para saber la asistencia a un acto, ruedas de prensa y presentaciones que ocupan cada vez más el tiempo de los periodistas.

De este modo se está conociendo qué necesidades son las que demandan los periodistas para tener cubierta su información. Por eso se está apostando en muchos gabinetes de prensa por la videonoticia (producto acabado, listo para ser publicado), videocomunicados (imágenes y entrevistas para elaborar piezas informativas), así como los audio en formato mp3 para radios, y el formato word o pdf para la información escirta. Todo ello vía e-mail.


Como ya dijimos ayer, también se añaden las herramientas que proporcionan la red social (twitter, facebook, etc) y los blogs. Medios diversificados que dan medida del potencial del web 2.0 para llevar a cabo una mejor y más eficaz comunicación.



Se dice, con maldad, que se está quitando trabajo al periodismo de investigación, y no es cierto. Ahí tenemos el ejemplo de wikileads, que a través de la información 2.0 está consiguiendo grandes avances periodísticos. Por que la labor de llamar, indagar, preguntar, investigar seguirá siendo patrimonio del periodista. Sólo tiene que llevar a cabo un paso: adaptarse a los nuevos tiempos.

23 ene. 2011

La red social y su maridaje con la comunicación institucional

Hoy en día ya no hay duda sobre la dimensión que ha alcanzado las redes sociales, (faceebok, Twitter, Tuenti, Xing, etc) en el ámbito de la comunicación. Incluso es conocida su capacidad de convocatoria que tienen estas redes en la sociedad.

Pues bien, la comunicación institucional también se ha dado cuenta de su potencial… al igual que los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y tv). No hay ministerio o alcaldía que no tenga su posicionamiento en alguna de las redes sociales, bien en Factbook, bien en Twister. Pero, se cumple el gran principio de estas redes sociales? La interrelación comunicacional, es decir su capacidad para ser emisor y receptor al mismo tiempo.

Un analisis a los principales estamentos públicos y su representación en la red social , nos muestra un proceso de convocatoria , de anuncio de la actividad de tal o cual acción gubernamental… Por el camino se pierde la posibilidad de que el internauta pueda relacionarse con el emisor del mensaje, incluso que pueda hacer suyo el mensaje inicial.

Hay todavía mucha cautela administrativa para dar todo lo que la red social pide y exige para ser útil y utilizable: la reciprocidad del mensaje emitido. Nuestra Administración Pública sigue con cierto temor este medio, una vía más para anunciar su actividad y no depender, como antes, de la respuesta de los medios tradicionales de comunicación. Existe un miedo fundado en la llamada pirateria-hacker-antisistema. En esos elementos disuasorios que sólo buscan el protagonismo para bombardear y anular cualquier intento de comunicación.

Pero una vez que se consiga hacer comprender al colectivo de informáticos de las Administraciones Públicas de las bondades que tiene la red social , y lo positivo que tiene para la transmisión de sus actividades, salvando los escollos antes mencionados, se podrá tener una Administración más cercana al ciudadano que, con sus impuestos, mantiene esa maquinaria burocrática.