1 feb. 2009

Críticas a la Administración por querer estar a la altura de los tiempos

Los tiempos informativos han cambiado para todos… Se tiene una imagen de la Administración Pública de monstruo pesado, anquilosado en el pasado y temeroso de modernización. Pero, cuando se quiere agilizar y estilizar esa imagen, situando la actualidad en el tiempo y la previsión informativa da como resultado críticas y polémica.

Esta entradilla divagatoria me sirve para denunciar a quienes han criticado la rapidez y eficacia que ha demostrado el gabinete de prensa del Ministerio de Educación. Una iniciativa de mera previsión ha causado un revuelo inaudito, como si molestara que la Administración vaya por delante en actos de gran relevancia.

Los responsables de prensa de Educación pensaron que debían estar preparados para la que iba a ser la intervención pública más importante de la ministra Mercedes Cabrera, tras conocerse el fallo del Supremo sobre Educación para la Ciudadanía. De este modo, minutos después de conocerse la decisión del Supremo, el ministerio colgó un video pregrabado de Cabrera. Y ésto, que es un paso de gigante en la pesada maquinaria burocrática de la Administración, resulta que recibe numerosas críticas, incluido el que algunos políticos (no voy a decir el signo, pero se sobreentiende) han llegado a señalar que el ministerio podía conocer con anterioridad el fallo del Supremo, algo imposible.

Dos datos que reflejan la eficacia de esta acción del ministerio de Educación: Primero el lunes por la mañana, el mismo día y casi a la misma hora que empezó la reunión del Supremo, la ministra Cabrera acudió a la sala de prensa del ministerio para grabar un videocomunicado con su reacción al fallo del Supremo. Y en segundo lugar el “coste cero” de esta actividad, ya que el videocomunicado lo grabó un equipo del propio ministerio, con material de éste y en sus instalaciones.

El ministerio colgó tres versiones del vio en Youtube el propio lunes, después de haber incluido el subtitulado para sordos que llevan todas las intervenciones relevantes. Eso sí, lo hizo en modo “cerrado”. Nadie podía verlo. Hay que decir que el Ministerio de Educación tiene un canal propio en Youtube en el que mete todo el material audiovisual.

De este modo, y cuando a las dos y media de la tarde del miércoles, el Supremo hizo pública la noticia del fallo, no había más que dar a la tecla “publicar” para que el video más adecuado se pusiera en “modo público” con el fin de que todos los medios audiovisuales pudieran tener la opinión del Gobierno de inmediato. Cabrera compareció en rueda de prensa hora y media después y según los tiempos ya era demasiado tarde para los telediarios.

Y todo esto, queridos lectores, es criticado. La comunicación institucional de la Administración española sigue siendo el patito feo: si va lenta, porque no se moderniza, si va un paso por delante, porque algo de “tongo” hay. En fin, un diez para los chicos del gabinete de prensa del ministerio de Educación

0 comentarios: