25 ene. 2009

La Casa Real sigue impidiendo la entrada de periodistas a las recepciones del Rey

Leo en varios confidenciales de internet el “freno” que ha impuesto la Casa Real a los periodistas. Se acabaron aquellas recepciones en la Zarzuela donde había un pacto de no filtrar nada de la reuniones informales que se daban al finalizar el actro protocolario.

Según parece Magis Iglesias, presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), fue informada de esta decisión en un encuentro con el jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, quien "lamenta mucho tener que mantener la decisión adoptada, en el sentido de no seguir llevando a cabo la invitación informal que facilitaba a los periodistas para asistir a los actos oficiales".

EL Jefe de la Casa Real explica en una carta entregada a Iglesias que en el pasado los periodistas eran invitados de manera "informal" a sumarse a la copa posterior a la cobertura informativa del acto, pero no se trataba de continuar dicha cobertura durante la copa. La pregunta es ¿qué espera el Rey y su familia de los periodistas…? ¿hablar del tiempo que hace…? ¿que se tenga la conversación de ascensor con un vecino que no conoces...?

Un boicot a los periodistas es, y siempre lo será, una forma de poner una mordaza a la libertad de expresión. Y menos mal que la FAPE se ha dado cuenta del grave perjuicio que conlleva esta actitud de la Casa del Rey. La FAPE, y así se lo manifestó a Aza su Presidenta, seguirá reivindicando "el derecho que asiste a los periodistas para defender nuestra presencia en todos los actos oficiales", y para ello hará "todas las gestiones que sean necesarias" hasta conseguir su objetivo.

Un objetivo que debe ser apoyado por todos los periodistas. Exigir a la Casa Real una apertura a la comunicación institucional, permitir que los periodistas hagan una de las cosas que mejor saben: preguntar. Y es que el buen periodista también sabe diferenciar lo que es "confidencial" de lo que es "publicable".

0 comentarios: