18 dic. 2008

La comunicación en tiempos de crisis

Se hace extraño no escribir unas líneas sobre la crisis financiera que estamos sufriendo junto a los demás países. Una crisis que parece no haber tocado fondo y que sigue su inexorable camino de pérdidas de empleo, reducción de la producción y hasta incluso fraudes multimillonarios.

¿La comunicación que hace en estos periodos?. Es aquí donde se ve mejor la utilidad de lanzar un mensaje de tranquilidad a los mercados europeos, americanos y japonés.

En España el Gobierno está haciendo todo lo imposible por transmitir un mensaje de calma y de paciencia para superar esta aguda crisis. Los datos que se van facilitando no auguran nada bueno, como por ejemplo datos de paro o lo que marca la Encuesta de Población Activa, con tasas de desempleo muy altas.

Desde mi punto de vista quien se ha echado encima la responsabilidad ha sido el propio Presidente del Gobierno, Jose Luis Rodriguez Zapatero, a quien no es raro ver en cualquier acto multitudinario, como , por ejemplo, su presencia en el Congreso de CCOO donde lanzó el órdago de que no se va a congelar los salarios y que la política social se mantendrá y reforzará algo más.

EL Gobierno ¿lo está haciendo bien, mal o regular?. Me gustaría que dierais una opinión sobre este aporte de comunicación institucional utilizado. ¿Es viable y creible? ¿Es necesaria la presencia y las palabras de Zapatero para calmar a los mercados? ¿Están los ministros por la labor de quitar hierro a la crisis?

3 comentarios:

Octavio Rojas dijo...

Creo que el gobierno no tiene de otra más que intentar gestionar la percepción de la crisis que los medios de comunicación se han dedicado a engrandecer.

En México, donde hemos vivido crisis tan gordas como ésta, no hay la percepción de crisis que hay en España.

Ojo! No estoy diciendo que no haya crisis, sólo digo que los medios han jugado un papel muy importante en la percepción de ésta.

Creo que esto hay que decirlo como preámbulo al comentario.

El gobierno ha hecho un papel mejorable y en algunos casos malo para trasmitir confianza, sobre todo por la inconsistencia del mensaje y la contaminación política a la percepción de la crisis.

Sobre el primer tema, decir que todos los portavoces han intentado trasmitir confianza entre la gente para que salga a consumir, que es el único remedio contra la crisis.
No lo han hecho bien, porque la realidad les han enmedado la plana en sus previsiones.

En segundo término, el posible relevo de Solbes ha dado la impresión de que la crisis es tan grave que se ha cobrado a un pez gordo.

Creo que lo que debería hacerse para mejorar en el primer caso es mesurar lo mensajes positivos y ser francos con los negativos.
Es difícil aceptar que la gente cambiará su opinión formada sobre la situación de la crisis, pero quizás entendería mejor que los responsables la reconocen y así serían más receptivos a las soluciones que han propuesto.

Lo segundo es más difícil, ya que tienen que ver diversos personajes que han acabado desequilibrando a un equipo que debería mostrar unidad en estos momentos.

comunicacion dijo...

Mentir debería estar mucho más perseguido, sobre todo entre los políticos. No puede decirse hoy una cosa y al día siguiente lo contrario. Todos tenemos derecho a rectificar, pero hacerlo continuamente no es normal.

comunicacion dijo...

Mentir debería estar mucho más perseguido, sobre todo entre los políticos. No puede decirse hoy una cosa y al día siguiente lo contrario. Todos tenemos derecho a rectificar, pero hacerlo continuamente no es normal.