9 nov. 2008

Obama señala el camino

En estos tiempos que corren, toda indicación de por dónde hay que salir es bienvenida. Las grandes empresas y, en particular, las administraciones públicas, tienen el reto ante sí de transmitir mensajes de serenidad, cautela y trabajo. Mandar a la sociedad el mensaje de que se está preocupado y ocupado para mitigar, en la medida de lo posible, la crisis que invaden los mercados internacionales.

Pero una cosa está, para mí, clara: transmitir, comunicar, difundir no puede hacerse desde los medios al uso tradicionales, léase: notas de prensa. Ahora marca las diferencias la web 2.0, los sms, la sindicación, el mundo de Internet en una sola y clara definición.

Barak Obama, el recién elegido presidente de los EE.UU., ha mostrado al mundo que no aprovecharse de las nuevas tecnologías es dejar a una gran parte de la sociedad a oscuras, esa que ahora tiene capacidad y recursos para inclinar los resultados electorales y, sobre todo, la movilización del tejido social de una nación, una comunidad, o un pueblo.

Pero no nos perdamos. Vamos al momento actual. La crisis está obligando a los gobiernos a tener que trabajar a afondo, con pactos y uniones en otros tiempos impensables. La sociedad reclama información constante y veraz.

Es en este punto donde la Comunicación Institucional tiene una dura tarea por delante que realizar. Los DirComs de la Administración deben volcar una parte de sus acciones hacia el mundo de la web 2.0, la participación de los ciudadanos que se conectan a la red.

Esto no significa que cada noticia pueda ser comentada arbitrariamente por los ciudadanos, sino que una de las fuentes de información, como señala Benito Castro en su blog “Comucor” :”La filosofía de la web 2.0 ( la internet participativa en la que operan los medios sociales o participativos ) varía considerablemente la manera en la que se produce el contacto permanente de la empresa como ente y la sociedad o el mercado como contexto al que se dirige”.

No será la web 2.0 la que solucione la crisis actual, pero a buen seguro es un punto de referencia para muchas personas e incluso para los medios de comunicación tradicionales que, sin quererlo se hacen eco de los recursos que Internet lanza a diario.

1 comentarios:

soniasanchezlopez dijo...

Es muy cierto que se desconoce el gran instrumento comunicativo e informativo del que disponemos con Internet. Tenemos una estupenda herramienta para crearnos ideas propias, para expresarnos y para escuchar a los demás. Es un ejemplo claro de sociedad democrática y por lo tanto no podemos consentir que no se hagan los esfuerzos pertinentes para que el Estado, que somos todos, se adapte en este sentido. Y subrayo "adaptar" porque no es una cuestión de modernizarse, es una realidad presente. La gente usa Internet, lo lee, lo escucha, encuentra y opina. Razones más que suficientes para ver la repercusión de este importante medio de comunicación.
Obama no ha sido más listo que el resto, únicamente ha observado y ha actuado en consecuencia. Se ha confirmado que en nuestro tiempo libre empleamos más horas en conectarse a Internet que en ver la Televisión. La sociedad impone, amigos.

Enhorabuena por tu blog Casimiro. Me parece muy interesante.