18 jun. 2008

Influencia y manipulación ¿qué usa su gabinete de comunicación?

Influencia y manipulación son dos conceptos distintos y que nunca deben ir juntos en el ámbito de la comunicación. La influencia no implica necesariamente manipulación. Es mucho más positivo que eso. Hay una gran diferencia en usar la amenaza o el daño como medio para obtener lo que se desea.Influir desde un gabinete de comunicación a los medios de comunicación significa servir con orden, claridad, y autenticidad de los comentarios que dejen al interlocutor.

El periodista no es tonto, y sabe muy cuando es una vil manipulación. A veces esa manipulación es tan sibilina que arrolla al periodista, y es aquí donde lo que es una simple manipulación pasa a ser una influencia sobre algo que está solicitando el periodista. También manipulación, la mayoría de las veces, no es sólo una nota de prensa, sino transmitir una información tergiversada y manipuladora para que el periodista.

Algunos jefes de comunicación se sienten reyes en sus respectivos despachos, y no dudan en utilizar la manipulación como su mejor arma para tener “entretenidos” a los medios de comunicación. Craso error que lleva a ignorar todo lo que salga de ese gabinete.

Otra cosa es la influencia. El arte de influir en el entorno de la comunicación es algo positivo si se utiliza con las debidas garantías de veracidad. Tener influencia permite al DirCom posicionar a su empresa o institución en un centro de referencia, claridad y certeza de que todo lo que salga es útil.

Por eso muchas veces este trabajo de la influencia se concibe por parte de los periodistas en manipulación. Se llega a ese punto de incredulidad sobre todo lo que venga de un gabinete de comunicación. Incluso a los periodistas que pasan a Gabinetes de Comunicación los llaman manipuladores, y no conviene meter a todos en el mismo saco.

3 comentarios:

wellcomm dijo...

Te sigo desde hace tiempo aunque nunca me he decidido a incluir un comentario por falta de tiempo y sobre todo de optimismo y aportaciones constructivas. Yo también he trabajado en comunicación en la administración y me parece que hay pocas razones para pensar que se evoluciona al ritmo que los tiempos -y los ciudadanos- exigen. Hoy me ha parecido oportuno hacerte partícipe de la publicación de una investigación promovida por DIRCOM y publicada por el INAP sobre "La dirección de comunicación en las administraciones públicas" Toda la información, principales conclusiones y el estudio completo en pdf lo puedes descargar desde
http://www.well-comm.es/wellcommunity/

Casimiro López dijo...

Muchas gracias, y aprovecharé tu comentario para hacerlo público en mi blog. Creo que es un estudio interesante para todos auellos que trabajen o quieran trabajar en el ámbito de la comunicación institucional

Monica dijo...

Hola! Soy periodista, vivo y trabajo en Paraguay. Actualmente hago comunicación institucional y realmente es muy difícil encontrar ese "justo" medio e incluso hacer entender a los jefes cuál es la función del comunicador dentro de su estructura.
Saludos y te seguiré leyendo
Mónica Laneri monica.laneri@gmail.com