27 abr. 2008

Cuando las cosas se ponen cuesta arriba

Muchos de los que seguís este blog habréis comprobado lo poco que se ha actualizado, y eso que temas para escribir post sobre el mundo de la comunicación institucional pública hay muchos.

Los nombramientos de los DirComs del nuevo Gobierno son temas interesantes y merecerían algún comentario sobre la tarea que se les viene encima. Y es que uno de los problemas que tuvo el anterior Gobierno de Zapatero fue la falta de una comunicación fluida y efectistas de las leyes que se pusieron en marcha… Ya lo dijo Felipe González en la campaña electoral: “Lo habéis hecho muy bien, pero no lo habéis sabido transmitir”. Otras voces también eran de la misma opinión, como era la de Juan Luis Cebrián que se ha mostrado muy crítico con la política informativa del anterior gobierno de Zapatero. Y en el punto de mira ha estado la labor de Fernando Moraleda, anterior secretario de Estado de Comunicación.

Hay pues temas para seguir reflexionando, como puede ser el “marrón” que los trabajadores de la Administración se están encontrando con la nueva reestructuración ministerial que se ha llevado a cabo. Se han creado ministerios nuevos, otros han sido divididos, y otros se les han cambiado el nombre. Todos ellos necesitan una maquinaria humana y tecnológica para funcionar. Por lo pronto ya ha habido un “espabilado” se ha apropiado de cuatro dominios que se corresponden con las iniciales de los nuevos ministerios constituidos por el Gobierno para la nueva legislatura. Ofrece la posibilidad de ceder los dominios a cambio de un trasvase del Ebro a la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

Hay temas, por lo tanto, para escribir… pero la realidad es que no puedo hacerlo con la frecuencia que me gustaría. Estoy pasando por uno de esos baches que sacuden mi cerebro sin dejarle estable y capacitado para la reflexión, la crítica o la información pura y dura. Por ahora centro todo mi esfuerzo en el trabajo y no tengo un momento de estabilidad para publicar algún post en este blog. Por ello, pido disculpas a aquellos que me seguís, y a los nuevos deciros que hay muchos temas en este blog que os pueden resultar interesantes… no obstante llevo desde el 2005 publicando cosas.

8 comentarios:

Emilio R. dijo...

Ánimo y no te preocupes. Cuando vuelvas te leeremos y mientras tómate todas las vacaciones que haga falta, que están más que merecidas.

Adolfo dijo...

Yo de momento, estoy aprovechando para cribar tu publicación desde ese 2005. Muchas gracias por tu franqueza. Es un ejemplo de transparencia informativa muy válido.

Casimiro López dijo...

Gracias Emilio y Adolfo por vuestras palabras de ánimo... las tendré muy en cuenta. Espero poder seguir publicando post en este blog al que tanto cariño y estima tengo, es un gran aliado para la reflexión.

Joaquín Moral dijo...

Pues mucho ánimo, Casimiro. Desde tú época, afortunadamente pasada, de Periodista Digital, hay un montón de temas....pero los que te seguimos queremos seguir contando con tu visión / revisión de la realidad.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

¡No me jodas Casimiro Casiveo Casileches!! ... A ver si ahora te vas a acojonar y nos vas a dejar a dos velas en tu cosa bloggera. Ten en cuenta que esto no se le puede dejar a cualquier manazas, que luego enseguida le nombran Secretario de Estado de la Cosa (no es por malmeter).
Mis bendiciones y no se te ocurra preocuparte. A fin de cuentas eso del cerebro, no es constatable, o sea: ¡que no hay un certificado médico que afirme su existencia!. Si me refiero al tuyo, so Kasi, que a saber lo que tienes debajo del pelo (o como se diga).
Abrazo solidario de tu amigo
Juan Huertas (con dos cojones)

Anónimo dijo...

Por cierto: el baranda de la cosa informativa y tal en el ministerio de medios marinos, rurales y otras historias, es el mismo de antes en Agricultura: Lino Ventsinos, ¿ok? ... Que tengo que estar pendiente de todo, coñes ...
Pregunta: ¿Alguien sabe la razón del desguace del MIMAM y la caida de la Narbona?
El mismo de antes, lo juro
JH

Anónimo dijo...

Ventosinos ... qué cruz

Casimiro López dijo...

Joder Juan sabes cómo tocar la fibra sensible de las personas... En mi caso te digo que más me valen tus palabras que cualquier sesión de psicoterapia o de psiquiatria...
Por cierto, gracias por avisarme del "jefe" del ministerio de Medio ambiente...