4 feb. 2008

El PP quiere unificar varios ministerios

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha puesto sobre la mesa electoral la promesa de, si gana las elecciones, crear un nuevo Ministerio de la Familia y Bienestar Social, y además unificar algunos otros ministerios.

Es intención del líder popular de unificar en esta cartera los actuales ministerios de Sanidad, Asuntos Sociales y Vivienda, copiando así el modelo ya existente en Alemania. Rajoy señala que se trata de “gobernar para las personas. Será el ministerio de las personas, que es para quien se tiene que gobernar”.

La intención principal de este nuevo departamento, según se comenta en la sede de Génova, será impulsar la protección de la familia, a la que considera la “célula básica” de la sociedad española. Además, Rajoy ha prometido el desarrollo de “una ley integral de apoyo a la familia”, y por si fuera poco ha manifestado que su prioridad es que trabajen tantas mujeres como hombres, señalando que “todas las mujeres que quieran trabajar tienen que poder hacerlo. Esa es la igualdad a la que yo quiero llegar”, y recuerda que “en España hay doce millones de hombres que trabajan y sólo ocho de mujeres”. ¿Dónde está la normativa de Conciliar Vida Laboral y Familiar si los dos cónyuges tienen que entrar en un mercado laboral que no ha reducido sus horarios laborales?.

Por ideas y proyectos que no quede, pensarán en el PP. Sin embargo se meten en un pantanal demasiado embarrado. ¿Qué clase de familia defenderán con ese superdepartamento?. Cuando dice que la familia es la “célula básica” ¿cuál es el modelo a seguir? ¿Estarán incluidos los matrimonios del mismo sexo?. ¿Significa esto que para el PP ha desaparecido la figura de la familia como núcleo social integrado y que es momento de darle una mayor presencia en la vida política-social?

Por otro lado, meter en un mismo departamento Sanidad y Vivienda deja en el aire un espacio interrogativo sobre las funciones que deberán acometer. ¿crearán secretarias de estado, o simples secretarias generales?... Con toda la probabilidad, la Sanidad quedara reducida a una simple Secretaria de Estado y dejará a las Comunidades Autónomas las funciones que ya tienen encomendadas con el traspaso de competencias, al igual que sucede con el tema de la Vivienda, donde las atribuciones también están transferidas. El PP se ha comprometido a poner en marcha un Plan Nacional para acabar con las listas de espera en los hospitales. Demasiadas pretensiones populistas y demagógicas para temas tan delicados como es el derecho a una sanidad pública y a una vivienda digna.

0 comentarios: