18 dic. 2007

El "Informe Anual de la Profesión Periodística 2007" revela que apenas el 41% de los licenciados en Periodismo trabaja en la profesión

De los 63.898 licenciados en Periodismo desde el año 1972, en que se empezó a impartir esta disciplina como carrera universitaria superior, únicamente 26.178 trabajan como periodistas, es decir, apenas un 40,96%, según se desprende del Informe Anual de la Profesión Periodística 2007, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), y dirigido por el profesor de la Universidad de Málaga, Pedro Farias.

La reflexión es dolorosa: ¿cuántos cerebros privilegiados se quedan fuera del mercado de la comunicación?. No es de extrañar que el decano del Col.legi de Periodistes de Catalunya, Josep Carles Rius, y el presidente de la Asociación de Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, hayan firmado un manifiesto que alerta de la creciente precariedad de las condiciones laborales de los periodistas, fruto de las preocupaciones de ambas entidades.

El documento apela a los editores para que revisen los procedimientos de contratación y ajusten los contratos a las normas laborales, y se les propone negociar un acuerdo de buenas prácticas contractuales. También se exhorta a las administraciones públicas para que establezcan, como condición de obligado cumplimiento para alcanzar cualquier acuerdo, la presentación de una declaración de cumplimiento riguroso de las normas laborales y mercantiles vigentes. Y, por último, se pide a la Inspección de Trabajo que detecte y sancione las malas prácticas laborales en las redacciones.

El periodismo en este país se está degradando, y , lo peor de todo, es que no se paga como es debido. Por ello, no resulta nada extraño que muchos titulados en Periodismo aprovechen esa licenciatura para entrar en otros trabajos, incluidas las oposiciones a la Administración General del estado, Autonomías y alcaldías.

Muchas redacciones obligan a sus periodistas a tener que multiplicarse, antes que ejecutar nuevas contrataciones. Lo peor de todo, y que todos conocemos, es la utilización abusiva del contrato en práticas, o el de becarios para ir salvando mes a mes las carencias que se suceden en el mundo de la información. Dicen que los nuevos medios emergentes, los digitales, son ahora el refugio de muchos titulados. Según el informe Anual de la Profesión Periodística 2007, en la última década, el trabajo periodístico en medios convencionales se incrementó en solo un 13,6%, porcentaje que no puede competir con el 84,9% de crecimiento del empleo en los soportes emergentes.

Hace falta hacer un buen examen de conciencia y que las empresas periodísticas vean la viga en el ojo y no la paja en ojo ajeno como portavoces de las injusticias laborales que se viven en esta sociedad. ¿Cómo se puede hacer creíble un editorial criticando la precariedad laboral cuando en su propia casa se practica con total impunidad?.

0 comentarios: