23 oct. 2007

Por principios, que no quede

Ya estoy de vuelta. Gracias a todos/as aquellos/as que me habéis mandado ánimos, tanto por correo como por los comentarios que dejasteis. Gracias.

Aunque no he posteado en este último mes, sí he escrito cosas que han sucedido en mi entorno y en la actualidad. Por eso os “regalo” unos cuantos post para que estéis un poco entretenidos y me digáis que opinión os merece.

En estos días también me he preguntado ¿qué persigo con este blog?, y la reflexión aún no ha finiquitado. Sigo pensando que es un lugar idóneo para dar a conocer la situación de la comunicación institucional y sus profesionales en una España plenamente democrática, que aún tiene esta asignatura pendiente.

A la par de este pensamiento reivindicativo, surge otra opción que nos proporciona el blog: la antigua y agradable tertulia. La tertulia, por definición, es la reunión de personas que se juntan habitualmente para conversar o recrearse. El mayor interés para este blog es la posibilidad de mantener tertulias diarias sobre cualquier tema. Podrá ser la actualidad, o no. Quizás lo anecdótico. Un viaje. Una reflexión. Un pensamiento. Una forma de ver la vida... en fin, todo aquello que nos provoca una reflexión. Como diría el filósofo: por principios que no quede.

1 comentarios:

ocortes dijo...

Bienvenido de nuevo a la blogosfera. Será un placer contar con tus interesantes comentarios.