24 oct. 2007

Administración electrónica en la AGE: ¿quién coordina?

Desde el blog “Administraciones en red” han lanzado el reto de poner por escrito un documento "Administración electrónica en la AGE: desenredando problemas", en el que se interroga sobre la efectividad de las nuevas tecnologías en la Administración General del Estado y lo poco que se avanza en esta orientación técnica.

Es una pena observar que aún la ciudadanía debe hacer colas interminables para solicitar el DNI, el Pasaporte, el carnet de conducir, la tarjeta sanitaria…, todo esto como elementos de identificación que, como comprenderán, ya están más que administrados electrónicamente: el IRPF, declaración de la renta, número de la Seguridad Social, etc.…

Descubro que Rafael Chamorro pone el dedo en la herida: "Los responsables de estos temas en general no son profesionales, son políticos, que son capaces de decir que lo verde es rojo si deja de gobernar su partido." "Y lo que no pretenderá nadie es que se le respeten sus opiniones a alguien que se le nombra un viernes en el Consejo de Ministros y, el lunes siguiente, ya pontifica sobre temas complicados donde existen profesionales que llevan trabajando muchos años."

No voy a ser yo quien le quite la razón, porque la tiene. En cierta medida los políticos-gestores ponen frenos a la anterior gestión. Todos quieren ser “los primeros en”, y olvidan que la Administración electrónica es un proceso a largo plazo, como las autovías. Es necesario olvidarse de las encuestas y pulsímetros, y fijar más el interés en llevar a cabo una Administración ágil, rápida, cómoda y eficaz para el ciudadano.

Ocortes sitúa otro punto referencial en un post de su blog i-public@ “se me ocurre que también podrían lanzarse otros debates también interesantes y de una relevancia significativa; por ejemplo, ¿por qué son incapaces las Administraciones Públicas de gestionar sus personas de forma excelente?”. Otra asignatura pendiente de la AGE y que enlaza perfectamente con quiénes dirigen la Administración desde un sillón político.

¿Es bueno echar tantas culpas a los políticos-gestores?. Quizás hay que repartir culpas: los funcionarios de de los Cuerpos Supeiores y su corporativismo, y , añado, todos esos funcionarios de carrera que se aferrán a un modo y método de trabajo que le ha dado buenos resultados con este y aquel Gobierno y no desean que vengan nuevos a inmiscuirse en sus asuntos. Cierran puertas, “conspiran” en la cafetería, y ralentizan toda iniciativa que tenga visos de llevarse a cabo. De Ignacio Duelo extraje tres términos relacionados con la comunicación interna, que me dan cierta razón. Blamestorming; Gerente Gaviota (Seagull Manager); Cube Farm.

No sé, quizás me he excedido en lanzar culpables, pero alguien me tiene que decir quién coordina tantas iniciativas para insertar con garantías las nuevas tecnologías en la AGE. ¿O estoy equivocado?.

2 comentarios:

ocortes dijo...

Suscribo lo que comentas en la entrada. Los políticos, evidentemente, tienen una gran cuota de responsabilidad porque no sólo adoptan esas prácticas sino que ocupan con sus acólitos los puestos de dirección pública que son clave para el impulso de las políticas. Pero, como bien apuntas, también están los que yo llamo "funcionarios políticos", es decir, aquéllos que se oponen a cualquier cambio para mantener su status o, los cambios que promueven son para beneficiar a los suyos.
Sobre este tema quizá te pueda interesar el post que escribí ayer: http://i-publica.blogspot.com/2007/10/directivos-pblicos-la-pugna-entre.html

Casimiro López dijo...

Realmente interesante tu análisis en el post que me referencias. Invito a todos a que enlacen ese post que creo señala perfectamente el "totum revolutum"(sic) que existe en la Administración Pública.