19 sept. 2007

Información y Comunicación: ¿hermanos o amigos?

Actualmente, toda empresa, por el hecho de serlo, comunica… Bien es verdad que existen diferentes empresas: pequeñas, medianas y grandes, por lo que no todas tienen las mismas necesidades de comunicación. Es un punto de referencia a la hora de llevar a cabo la transmisión de información.

Ahora bien, tanto información como comunicación son dos herramientas que muchas veces se confunden. La información refuerza lo objetivo, y la comunicación lo subjetivo. Son hermanos en cuanto a útil herramienta, pero no dejan de ser “amigos” que pueden ir juntos o separados. Podemos decir que Información no es lo mismo que Comunicación.

Para la empresa, la Comunicación es la herramienta básica, pero muchas veces no se utiliza de manera adecuada y eficaz… Se identifica la Comunicación con lo externo: para la privada dirigida al cliente, y para la pública pensada para el usuario-ciudadano.

Con gran frecuencia se da el caso de un exceso de información que no es requerida; en otras esa información está desfasada, sin una respuesta a las necesidades del momento; a veces hay exceso de confidencialidad, e incluso se llegan a producir diferentes mensajes ante las mismas situaciones.

Por este motivo, puede darse el caso de haber información no comunicativa y comunicación no informativa. No hay, pues, una “hermandad” entre comunicación e información. En España, aún se tiende a confundir ambos conceptos, -y eso que ya estamos en el siglo XXI -. Confusión que lleva a las empresas públicas y privadas a contemplar con más interés cuál ha sido el resultado externo obtenido de la información transmitida, que en la “valoración” de la comunicación realizada.

1 comentarios:

Dejá tu comentario dijo...

Casimiro, en Argentina, también existe esa confusión. No todo lo que se puede comunicar es información, se pueden comunicar deseos, valores, propuestas de mundo, capaces de interpelar a los públicos en sus competencias perceptuales. Y una institución no puede desatender esa virtud propia de la comunicación. Muy bueno tu artículo.
Marcelo- estudiante - Argentina.