14 sept. 2007

Caso Madeleine: el descuidado-poder de la comunicación globalizada

Sin querer entrar en la frivolidad de una tragedia como es la desaparición de un menor, “el caso Madeleine” me llama poderosamente la atención por la capacidad –si se puede señalar así- que han tenido los padres de la pequeña para movilizar-interesar al mundo entero sobre esta dramática situación.

Páginas webs, anuncios, apoyos de famosos, diarios, televisiones, radios, medios digitales se ha hecho eco de la desaparición de Madeleine y de los esfuerzos de sus padres por recuperarla. El poder de la comunicación globalizada ha hecho el resto, incluida una recaudación de fondos que oscila entre los 1,5 millones de euros. A las tres semanas de la desaparición, y después de comparecencias diarias en los medios, los McCann pusieron en marcha la web http://www.findmadeleine.com/ e iniciaron una campaña internacional que incluyó una visita al Papa. Además de Benedicto XVI, otras personalidades participaron en la campaña para encontrarla.
Ahora todo ha dado un cambio brusco, con las pruebas que ha aportado la policía portuguesa. Da la sensación que es el añadido – y disculpen la comparación- para aumentar la audiencia, como suele suceder con los “culebrones” sudamericanos… Parece como si la fuerza primigenia de la desaparición de Madeleine estuviera en horas bajas y necesitara un giro copernicano para mantener ese “pulso” comunicativo global.

Estoy seguro que la verdad saldrá adelante. Pero mientras eso ocurre, la comunicación sigue “fagocitando” cada información, detalle, y comentario de lo más variado y a veces descompensado. La rueda informativa está girando de forma alocada. Da la ligera sensación que los padres de Madeleine han descuidado la capacidad de “lodazar” que la comunicación puede generar si no se tiene un control cauto y preciso de la información que se produce.

0 comentarios: