5 jul. 2007

Ya estoy de vuelta

Ya estoy de vuelta, y mis primeras palabras tras el obligado parón médico al que me he visto sometido son para dar las gracias a cuantos os habeis interesado por mi estado de salud y me habeis mandado palabras de ánimo. Muchas gracias.

A veces uno no se da cuenta de las cosas que le rodean hasta que estas desaparecen por unos días. Lo he podido comprobar a lo largo de todo el mes de junio, donde no sólo los comentarios que se han ido dejando en este blog, sino en los correos electrónicos que he recibido, me han confirmado que esto de la blogosfera es un lugar óptimo para establecer vínculos "afectivos" con la gente. No voy negar que he tenido la tentación de escribir algo en estos días, pero las órdenes facultativas resultaban difíciles de saltar. Parodiando la letra de una canción de Serrat: "pero las musas -neuronas- han pasao de mí, y no se me ocurre nada"...

Ahora parecen que todo está en su sitio, y vuelvo con ganas de seguir actualizando este blog. Por eso, y sin más añadidos, lo más sencillo es dar las gracias a todos.

8 comentarios:

Arantxa dijo...

El placer es nuestro... y la alegría también por saber que estás bien.

Y, ya sabes, a partir de ahora, mucha calma :-)

Fabián dijo...

Bienvenido de vuelta, Casimiro. Tómatelo con calma ¿eh?

mariluz dijo...

¡¡Bienvenido de nuevo!! Ahora ve con más tranquilidad para evitar darnos nuevos sustos.

Carlos Guadián dijo...

Casimiro bienvenido y tal como te dicen los otros comentators a tomárselo con calma. Pero eso sí, continua dando guerra.

Saludos,

Octavio Rojas dijo...

Me alegra saber que estás bien.

Esperamos tus posts con ansia.

Un abrazo.

antonio dijo...

Me quedé perplejo, La Moncloa se alquilaba y cualquiera podía ser presidente del gobierno. No, no era un sueño sino un divertido juego, un concurso que mediante pruebas ofrecía la posibilidad de ser Presidente. Si no me creen, si aún no han salido de su asombro que fue mi caso http://thebigpresident.com

Un saludo, yo me estoy pensando el presentarme

Casimiro López dijo...

Muchas gracias a todos. Los textos de ánimo significan que al otro lado hay gente interesada e interesante por saber cómo evoluciona la comunicación institucional en España. Sólo espero no defraudar a nadie.

Benito Castro dijo...

Te copio de nuevo, alto y claro.

BC.