16 abr. 2007

Partidos políticos y sindicatos canarios en contra del despedido de una periodista institucional

Se hace extraño leer que partidos políticos y sindicatos se unen para protestar por el despedido de un/a periodista que trabaja en una institución pública. Esta iniciativa se ha dado en Gran Canaria, a través de la Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC), quien en comunicado pide unidad “para protestar contra la actuación de nepotismo que ha sufrido la periodista Luisa del Rosario al ser despedida de manera injustificada como responsable de comunicación del teatro Pérez Galdós de la capital grancanaria”.

Según este sindicato la simbólica protesta consistió en que los asistentes al concierto inaugural del mencionado teatro, portaran un lazo amarillo en su vestimenta como muestra de repulsa ante este tipo de comportamientos.

Lo más llamativo de este comunicado es que pone voz a una “actividad” muy cotidiana en el mundo de la comunicación institucional, y lo hace en estos términos “UPCC insiste en hacer un llamamiento a todos los colectivos sociales, culturales, organizaciones políticas y sindicales para que sigan sumándose a esta simbólica protesta puesto que lo que está en juego es la necesidad de parar este tipo de atropellos de quienes consideran que las administraciones públicas son su finca particular”.

Para finalizar con que “el injustificado despido de la compañera Luisa del Rosario para contratar a la esposa de un alto dirigente del Partido Popular (PP) es un claro ejemplo de hasta dónde son capaces de llegar algunos, y desde UPCC consideramos que ya está bien de permitir este tipo de agresiones a nuestra dignidad sin que los que trabajamos en los medios de comunicación alcemos la voz”.

Muchos de los que trabajamos como periodistas para las administraciones públicas “padecemos” desde hace 30 años este tipo de agresiones y actuaciones de nepotismo. Ver cómo se quitan puestos de veteranos profesionales para dárselos a otros más inexpertos sólo por la “calificación” de ser amigo de, es algo muy cotidiano. Bienvenida sean estas iniciativas que piden colocar algo de dignidad profesional a un colectivo que sigue a merced de los vaivenes políticos.

3 comentarios:

Fabián dijo...

¡Qué mundo este en el que vivimos!

Cada cual a su nivel. En Granada, en un teatro, un político coloca a sus amistades y expulsa de su trabajo a una profesional

En el Banco Mundial, el presidente le pone un sueldo de pelotas a su novia y no dimite.

Deprimente.

Fabián dijo...

Me acabo de dar cuenta de que puse "Granada" y es "Gran Canaria". ¡Es lunes y lo leí a toda prisa!

Casimiro López dijo...

Fabián se sobre entendía... las teclas de un ordenador no siempre obedecen a nuestras órdenes...
Un saludo, y, como te he escrito en un comentario en tu blog: "no somos el lado oscuro". Felicitación por tu interes en ampliar conocimientos.