9 feb. 2007

No tienes experiencia

Un comentario dejado en el post "Buscando 33.341 licenciados en periodismo" posiciona en mi cerebro una actividad de rebeldía y a la par de impotencia. El comentario plasma con rabiosa sinceridad el sentir de una inmensa mayoría de periodistas titulados “Yo soy una de esas personas que se licenciaron y que no "pueden" ejercer. Y yo me pregunto, ¿de qué sirve hacer prácticas? ; ¿de qué sirven hacer cursos, masteres... mientras trabajas de otras cosas para poder comprarte un piso?”…

Pero lo más dañino es cuando añade que “si no tienes contactos no sirves: "no tienes experiencia", argumento más que conocido por muchos de los que hemos dedicado unos años de nuestra vida estudiantil a obtener una carta de presentación del interés laboral por el que nos mueve el periodismo. ¡No tienes experiencia!... qué hipócrita expresión. Abanderar la libertad de expresión, el duro trabajo del periodista, los problemas del periodismo y luego soltar que hace falta experiencia.

Pregunto desde esta tribuna ¿alguien pide experiencia a un Jefe de prensa de la Administración Pública colocado por el ministro de turno?; ¿alguien ha reclamado experiencia periodística al actual Secretario de Estado de Comunicación?; ¿alguien, me puede decir, por qué en algunos puestos de responsabilidad en comunicación institucional están titulados en filosofía, derecho, historia, sociología… (con todo el respeto hacia estos titulados)?; ¿alguien está capacitado para pedir experiencia a ese funcionario de carrera (grupo A) que por una simple oposición (muy dura, según afirman) lleva los temas de publicaciones de un ministerio?...

Experiencia. Pero que hipocresía más grande. La Administración Pública, que debería ser el espejo en relaciones laborales de un país, resulta que es la primera en olvidarse de los derechos más básicos del ejercicio profesional. Una Administración que, basándose en el demagógico postulado de proporcionar un acceso público y transparente a la carrera administrativa, olvida que determinados puestos de trabajo deberán ser ejercidos por profesionales cualificados, y aquí sitúo en mayúsculas el titulado en comunicación, periodismo.

No me extraña que en el comentario del “anónimo” se abra una ventana para que podamos ver dónde están colocados la inmensa mayoría de los 33.341 licenciados en periodismo: “me juego lo que queráis a que en los centros de atención al cliente telefónico hay muchos, muchos licenciados, en PERIODISMO”

4 comentarios:

Fabián dijo...

Casimiro. En los centros de atención telefónica hay muchos licenciados en periodismo... y en biológicas, historia, filología, geografía, geología, química y lo que se te ocurra.

Tenemos un sistema educativo que no se corresponde con la realidad. Se obtienen muchos más licenciados que los que luego puede absorber el mercado de trabajo y, por lo tanto, muchos licenciados acaban desempeñando funciones que no son acordes con su preparación. Es una lástima y un desperdicio de recursos educativos tanto por parte del sistema como por parte de los estudiantes, que dedican los mejores años de su vida intelectual a algo que luego no les sirve para su desarrollo profesional

A esto se une el hecho de que muchas veces la preparación universitaria deja mucho que desear, no incluye formación práctica o sólo en pequeñas dosis, etcétera.

En cuanto a que no se contrate gente "sin experiencia", bueno creo que todos hemos empezado con prácticas en algún sitio y ejerciendo de becarios.

Y para determinados puestos de confianza, tanto en empresas como en administraciones públicas, siempre ha pesado más el marco de relaciones de cada uno y cierta trayectoria que la titulación. No sé si es justo o no, pero es así.

A lo largo de mi carrera me he ido dando cuenta de cómo, según iba cumpliendo años, la titulación ha ido perdiendo importancia en favor de la experiencia concreta que tienes en un campo determinado.

Por lo tanto, si un funcionario del grupo A, no titulado en periodismo, acaba teniendo años de experiencia en el ámbito de las publicaciones, puede ser tan eficaz o más que un periodista recién titulado con un alto bagaje teórico pero sin experiencia.

O no. Eso depende también de la actitud para el trabajo de cada uno, más que de la titulación.

Casimiro López dijo...

Estimado Fabián, muchas gracias por complementar el post que dedico a la "experiencia" en el ámbito laboral, y en concreto al mundo de la comunicación.

Sin embargo, creo que no debemos resignarnos a la frialdad de las estadísticas: tantos por cientos en licenciados, tantos por cientos en puestos de trabajo... Si las universidades siguen funcionando, lo lógico es que el mercado laboral esté al mismo nivel. Pero, si aceptamos la premisa que se ofertan más periodistas que demanda, debemos también aceptar que las universidades se paren cada dos años para no abarrotar el mercado laboral de frustrados...

Tampoco estoy de acuerdo con que un funcionario del grupo A que no tiene el titulo de periodista, pero lleva tropecientos años en la administración rodeado de publicaciones se le asigne el puesto por "experiencia". ¿Qué dirías tú de uan enfermera que lleva tropecientos años ayudando en quirófano y como tiene experiencia se le permite que opere?, ¿o una secretaria de abogado? ¿o un delineante?...

Por favor, no seamos tan críticos con nuestra profesión. El gran problema que tiene el periodismo es que entre nosotros mismos aceptamos que por escribir uniendo palabras y dando forma ya se es periodista.

Si se da esta circunstancia lo mejor y más justo sería suprimir las facultades de comunicación, las de publicidad y las de imagen (ahí está el precoz Almenabar). No hace falta estudios, con estar como becario en prácticas 15 años, con un sueldo mínimo, ya es suficiente experiencia.

Estimado Fabián, no nos resignemos a aceptar lo que impide dar calidad al periodismo, una profesión que hoy en día necesita más gente cualificada y con una ética profesional (mira el caos periodístico actual: Jimenez Losantos en guerra con Luis del Olmo, ABC contra El Mundo, El País contra todos... ¿ésto es periodismo por esperiencia?)

edt dijo...

Podemos darle la vuelta a la tortilla, también te encuentras que si tienes mucha experiencia no te dan trabajo.

Carlos dijo...

A mí también me llamaron la atención las cifras de la APM.

No creo que haya tantos licenciados en periodismo en la administración pública, pero sí mucha gente trabajando en comunicacion en empresas, como yo mismo. El lado oscuro, que dicen por ahí.