26 feb. 2007

“El auge de la comunicación corporativa”, un interesante libro y además gratis

Mi colega Benito Castro ha “dado a luz” un precioso y singular libro bajo el título de “El auge de la Comunicación Corporativa”, donde se da un repaso rápido pero bien estructurado de lo que es la comunicación en organizaciones.

Benito Castro sabe muy bien de qué se habla cuando entra en el mundo de las corporaciones, su puesto de jefe de prensa de Radio Televisión de Andalucía (RTVA) y además es director de las Jornadas de Comunicación Corporativa en el Instituto El Monte, de la Caja de Ahorros de El Monte de Sevilla desde hace ocho cursos. Para añadido desde enero de 2006 publica el blog “Comucor” especializado en temas de Comunicación Corporativa.

Ahora ha puesto en marcha una iniciativa singular: ofrecer a quien esté interesado en los temas de comunicación un libro que puede descargarse gratuitamente en PDF. Como detalle de su altruismo “solicita” que quien quiera puede hacer una donación a Intermón Oxfam. Y para añadido tiene su particular página Web.

El libro no tiene desperdicio, porque se inicia con un debate singular, pero clave: qué nombre debemos poner a la actividad de la comunicación en organizaciones. Según Benito, la asociación DirCom dice que existen 50 formas diferentes. Para él sería comunicación Corporativa, y, si se me permite el inciso, para mí sería comunicación institucional.

Por supuesto tengo mis argumentos. Si nos basamos en las definiciones que el Diccionario de la R.A.E. señala, el enfoque sería el de “corporativa”, ya que una corporación es “Empresa, normalmente de grandes dimensiones, en especial si agrupa a otras menores”, mientras que “institucional” es un adjetivo “perteneciente o relativo a una institución o a instituciones políticas, religiosas, sociales, etc.”. Ahora, desde mi punto de vista, lo que mejor define a la comunicación de las administraciones públicas sería la “institucional”, ya que la corporativa hacer girar la mirada al mundo de las organizaciones privadas.

¿Y, tú, querido lector, qué opinas?

5 comentarios:

Ignacio Duelo dijo...

Tal como comenté en el blog de Benito, yo me inclino por "Comuniucación" a secas, porque abarca todas las formas de emisores: empresas, organizaciones y personalidades.

Saludos desde Buenos Aires.

La Cortesana dijo...

Gracias por darnos a conocer el libro de Benito. Y gracias también a Benito Castro por tomarse las molestías de escribir un libro y colgarlo en internet. Chequearé su blog.

Para mí también es comunicación institucional, creo que es un concepto que engloba también la comunicación corporativa.

Benito Castro dijo...

Me gusta generar debate, para que nos vamos a engañar. Lo de Comunicación a secas es un concepto muy general. Existe comunicación escrita, hablada, intergrupal, publicitaria, comercial, de masas...Por eso pienso que lo de ponerle un 'apellido' es inevitable, para fijar a qué nos referimos. Yo apuesto por el de Corporativa porque me parece adecuado para muchas realidades, incluida la de las instituciones que, por qué no, son corporaciones también (grosso modo). Sin embargo denominar comunicación institucional a lo que se hace en una empresa me parece que no encaja.
Finalmente no es que yo quiera tener la razón, lo único que busco es unidad de criterios a la hora de darnos a entender a los demás: medios, empresas, facultades, profesionales...

Ignacio Duelo dijo...

Yo lo veo al revés. Creo que hay instituciones que no son corporaciones (una ONG, o un club, aunque a esta altura ya lo dudo en el caso de, por ejemplo, el Real Madrid). Pero no hay corporaciones que no sean instituciones.

Una empresa no deja de ser una institución, y creo que uno de los objetivos de la comunicación es que la perciban como tal. La institucionalización te da legitimidad en el escenario público.

En cuanto a las variedades de comunicación que mencionas, Benito, todas ellas se dan también bajo la denominación de comunicación corporativa, que maneja la publicidad, la intergrupal en el ámbito interno, la escrita con sus gacetillas y otros, la hablada con sus eventos y discursos y la comercial a través del marketing.

Lo que me inclina a Comunicación (el "nombre sin apellido") es a abarcar todos los emisores posibles.

Saludos a todos.

Casimiro López dijo...

El famoso "apellido" ue nos comenta Benito es de gran importancia para dar un contenido claro y preciso frente a lo genérico de la "comunicación". Bien es verdad que los dos calificativos: corporativa-institucional, tienen su razón de ser y utilizar uno u otro no es más que hablar de una misma transmisión. Ahora bien, el lenguaje concreta, especifíca, identifica. Es la marca. Es el mensaje. Comunicación institucional visiona más el estadio oficial de ese organismo, la Comunicación Corporativa arropa un concepto más grupal, más interesado, más dirigido.
El debate está abierto. Bueno es que primero definamos, a nuestro modesto entender, qué se quiere decir cuando se escribe-habla sobre comunicación institucional-corporativa. ¿a quién-qué hace referencia?