3 ene. 2007

Sin fotocopia del DNI y con censura en Internet

Me hubiera gustado abrir el nuevo año con una noticia o reflexión buena, pero la realidad se empeña en darnos una de cal y otra de arena.

Por un lado, la buena noticia nos llega desde el Ministerio de la Presidencia, que ha aprobado en un Real Decreto que los ciudadanos ya no necesitarán ir provistos de una fotocopia de su Documento Nacional de Identidad (DNI) cuando vayan a realizar sus trámites con la Administración, ni los extranjeros requerirán de los documentos acreditativos de su identidad.

Según se informa esta medida, según los cálculos del Gobierno, supondrá la eliminación progresiva en los próximos años de los más de cuatro millones de fotocopias del DNI que se aportan anualmente. Una buena noticia que nos hace dar un paso más hacia la tan ansiada Sociedad de la Información.

Sin embargo, la alegría en la casa del pobre dura poco, y en los últimos días de diciembre se ha hablado (escrito) mucho sobre la “censura” que el anteproyecto de Ley de Impulso de la Sociedad de la Información, aprobado el 27 de diciembre, difumina en su farragoso texto. En él se puede interpretar que la Administración tendrá capacidad de cerrar páginas web sin pasar por el juez. Por supuesto, medios de comunicación incluidos.

Lo denuncia la Asociación de Internautas a través de su presidente, Víctor Domingo, quien no ha dudado en señalar que “el proyecto de ley socialista entra en el terreno de la Inquisición”. Y es que el anteproyecto de ley que ha redactado el Gabinete del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, se "insinúa que tanto un órgano administrativo como un órgano judicial podrían tener competencias para ordenar que se interrumpa la prestación de un servicio de la sociedad de la información o la retirada de determinados contenidos". De ser así, el artículo 11 de este anteproyecto sería anticonstitucional, ya que el punto 5 del artículo 20 de la Constitución española, referente a la libertad de expresión, determina que "sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial".

Malos tiempos para el mundo de Internet, aunque también es verdad que se trata sólo de un anteproyecto y que todavía le queda pasar algunos filtros que, con toda seguridad, aclararán ese artículo 11 que en estos momentos ha generado la polémica entre los internautas. Debemos ser cautelosos en este tema, pero también es verdad (experiencias hay muchas) que si no se protesta a tiempo es posible encontrarse con el bloqueo impuesto por ley, o peor, sin posibilidad de rectificación.

0 comentarios: