23 ene. 2007

La comunicación institucional: entre la “verdad” y la “realidad”

Entrar en un debate de precisión epistemológica acerca de las diferencias entre “verdad” y “realidad” no es asunto que en este blog tenga la osadía de posicionarme. Sin embargo, sí me ha dado por pensar si la comunicación institucional que se lanza desde los gabinetes de prensa de las administracio0nes públicas refleja la “verdad” o la "realidad".

Las notas de prensa que surgen a diario en la Administración se transmiten cumpliendo la premisa de la “verdad”, por que el fin de esa comunicación es lo que las personas quieren saber, necesitan saber y deben saber. Ahí está la clave de esa “verdad” innegable.

Una “verdad” que en un gran porcentaje no es la “realidad”, por que ésta es subjetiva, y el receptor de la información tendrá una situación concreta que le lleve a señalar que la Administración miente. Que el ministerio de Trabajo anuncie que el paro ha bajado en “X” números de personas, no deja de ser una “verdad” estadística, pero que choca con la “realidad” del que está parado. Que el Instituto Nacional de Estadística informe que los salarios han crecido un “X” por ciento, puede que a un trabajador le suene a “insulto”.

El gran problema de los periodistas que trabajan en la Administración siempre está en esa transmisión: desgranar de forma breve, clara y concisa la “verdad”, chocando casi siempre con la “realidad” que los ciudadanos tienen.

3 comentarios:

La Cortesana dijo...

La información entre "realidad" y "verdad"... dudo mucho, no olvidemos que es imagen óptima hacia un ministerio y es su propio gabinete el que saca la información que quiere dar a la opinión pública. Que Ministerio sacaría una información pésima o con los errores de su gestión... Por eso que "realidad" y "verdad"... su verdad y su realidad.

Casimiro López dijo...

Perdona que discrepe estimada Cortesana...
no hay una "su verdad" ni "su realidad", por eso al inicio del post dije que no quería entrar en el debate epistemológico sobre las diferencias entre estas dos singulares y plurales palabras.
La "verdad" existe en la comunicación institucional en la frialdad de los datos, reales decretos, leyes... ahora, la distancia se produce cuando llega a la "realidad" ¿es verdad o mentira?. Su verdad o su realidad quedan al libre pensamiento de los ciudadanos. ¡Cuánto de ésto sabían los filósofos griegos¡

Ignacio Duelo dijo...

Como bien dices, Casimiro, la realidad es lo que el receptor del mensaje interpreta. La percepción es la realidad.