29 ene. 2007

El sector del “press-clipping” llega a un acuerdo con la APMadrid para pagar los derechos de autor del periodista

La última reforma Ley de Propiedad Intelectual ha puesto límites al negocio del press-clipping, más conocido como seguimiento informativo con la elaboración de revistas de prensa. Un límite que entra en el debate de quién es el dueño de los derechos de la prensa. Para unos es el periodista y para otros la empresa editora, ya que el periodista cede sus derechos al firmar sus respectivos contratos.

Al final ha triunfado la autoría y derechos de autor del periodista, y por ello la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha firmado un acuerdo con empresas de seguimiento de información, también conocidas como de “press-clipping”, en virtud del cual se abonará a un fondo promovido por la APM la cantidad de 0,04 € en concepto de remuneración equitativa de los derechos de los autores por cada artículo periodístico reproducido en cada una de las revistas de prensa elaboradas por dichas empresas.

Las empresas de press-clipping liquidarán las cantidades correspondientes cada tres meses, en la primera quincena de los meses de abril, julio, octubre y diciembre de 2007, año por el que se circunscribe este acuerdo. Por su parte, la APM asume el compromiso de entregar a los autores la totalidad de las cantidades que perciba de estas empresas.

Prácticamente todo el sector ha firmado este acuerdo a excepción de Sofres y Acceso, que se han adelantado estableciendo contratos con las propias empresas editoras. Acceso, perteneciente a Media Planning, ha obtenido el contrato de empresas tan relevantes como Prisa o Recoletos, mientras que TNS Sofres se adjudicó el clipping de la Moncloa.

3 comentarios:

Fabián dijo...

A mí este tema me resulta particularmente paradójico.

Se debate la propiedad intelectual entre la empresa editora y el periodista, pero nadie considera la propiedad intelectual de la fuente de información.

Ejemplo: el periodista entrevista a ejecutivo de mi empresa y lo publica en su medio. Sin minimizar el valor que tiene el trabajo de ejecución y edición de esa entrevista, lo cierto es que el 90% del contenido lo ha facilitado el ejecutivo. Sin embargo, a la empresa le toca pagar por el derecho a tener una fotocopia o un pdf de las declaraciones de su propio directivo.

Más sangrante es el caso cuando los periodistas se limitan a copipastear una nota de prensa. ¡Tenemos que pagar derechos de propiedad intelectual por fotocopiar un texto que hemos escrito nosotros!

Me resulta, cuando menos, curioso.

Casimiro López dijo...

estimado Fabián has dado en el clavo. Mi post se ha limitado a dar la noticia fría, sin añadidos, evitando el comentario particular, pero tú lo has enriquecido mejor de lo que hubiera podido hacerlo yo. Efectivamente, ¿tenemos que opagar derechos de propiedad intelectual por un texto que hemos escrito nosotros y que los "bienaventurados" periodistas han copia literalmente?¡¡.
Sdeguiremos estando, como siempre en el furgón de cola.

Ignacio Duelo dijo...

¿Y qué sucede con las organizaciones que se hacen su propio press clipping? ¿También deben pagar?

Acá en la Argentina eso ni siquiera se discute, hasta donde yo sé. Por ahora.