21 dic. 2006

Balance 2006: suspenso generalizado a los DirComs de la Administración

Suena duro el titular, pero la verdad es que los comentarios que me están llegando de las redacciones de los diferentes gabinetes de comunicación de la Administración General del Estado otorga un suspenso general a la labor de los jefes de prensa.

Una de las quejas más numerosa es la que hace referencia a la inactividad que han provocado en las redacciones institucionales públicas. Muchos periodistas comentan la falta de trabajo en la que les han dejado los nuevos jefes de prensa.
La mayoría pasan las horas sin tener nada que hacer, incluso se ha llegado a casos en los que ni siquiera pueden recibir llamadas de los medios de comunicación porque han puesto una secretaria que “filtra” las llamadas y las desvía al “asesor” de turno. En otros casos, la falta de información llega a niveles tan absurdos como no enterarse de los actos, notas de prensa y convocatorias que organiza su propio ministerio.

Parece que hay una total desconfianza hacia los periodistas institucionales, o quizás un exceso de celo por parte de esta nueva “hornada” de jefes de prensa que no saben rentabilizar la experiencia de los periodistas de la Administración en cuestión.

El intrusismo es otra de las quejas, con el “aterrizaje” de amigos del DirCom que ocupan puestos de responsabilidad, sin contar para nada con los que trabajan en los gabinetes de prensa. Parece ser que todo se “cocina” en “petite comité”, en una especie de sociedad cerrada que rechaza al estamento profesional de la comunicación institucional pública.

Para rematar este desastroso panorama, se están “ejecutando” ciertas reestructuraciones en el área de comunicación del ministerio llevando a cabo “movimientos de personal” de un puesto a otro, de un gabinete a otro con el simplista argumento de “necesidades de servicio”.

Y de este modo a nadie debe extrañar la pésima actividad comunicativa del Gobierno, que está dando muestra de haberse convertido en una especie de “reino de Taifas” donde cada ministerio hace su particular política de comunicación sin mirar por el interés nacional. En fin, que Moraleda va a tener mucho trabajo para el 2007, si de verdad quiere arreglar este desaguisado.

19 dic. 2006

La prensa convoca una reunión entre Zapatero y Rajoy en Moncloa

No puedo dejar de preguntarme qué ha fallado en el sistema de comunicación en la casa del Presidente del Gobierno, para que la prensa sea la primera en haberse enterado de la reunión que tiene previsto Rodríguez Zapatero con el líder de la oposición Mariano Rajoy.

La obligada petición de disculpas por ello al líder de la oposición, quien en privado se mostró bastante molesto por este nuevo desaguisado de la Comunicación monclovita, no tapa esa falta de tacto institucional que, por lo menos, se le debe exigir a la Presidencia del Gobierno.

El encargado de la transmisión informativa de Moncloa es la Secretaría de Estado de Comunicación, y es, con toda probabilidad, de donde ha salido el anuncio de esa entrevista sin que aún se la hubieran comunicado a Mariano Rajoy. Una descoordinación llamativa o un excesivo celo profesional por lanzar una reunión de tal envergadura en estas fechas tan navideñas.

Da lo mismo. La acción ya está ejecutado, las disculpas también, pero la imagen de una política de comunicación institucional desorganizada, falta de control y una cierta dosis de protagonismo, quizás, sea la más acertada.

18 dic. 2006

Susana Tello, nueva Jefa de Prensa del Ministerio de Cultura

La periodista Susana Tello sustituye a Lucía Argos al frente de la dirección del gabinete de comunicación del Ministerio de Cultura. Susana Tello procede del primer grupo editorial andaluz Joly, quien posee las cabeceras Diario de Cádiz, Diario de Jerez, Europa Sur, Diario de Sevilla, Huelva Información, El Día de Córdoba, Granada Hoy y Málaga Hoy.

Lucía Argos no se ha desligado totalmente del Ministerio de Cultura, ya que se ha trasladado al gabinete de comunicación de la Orquesta y Coros Nacionales de España (OCNE). Según ha comentado ahora podrá dedicar más tiempo a otras facetas profesionales.

Susana Tello dispondrá en el Ministerio de Cultura de un equipo de profesionales de la comunicación institucional con gran experiencia en el ámbito de la cultura española (cine, teatro, biblioteca, música, danza).

14 dic. 2006

Ir de copas por los ministerios

copasLa semana que viene se pone en marcha el “maratón” de invitaciones a las famosas “copas de Navidad” que cada ministerio dirige a los periodistas que habitualmente siguen las informaciones correspondiente al departamento ministerial.

En estas invitaciones, incluso, suele haber un pequeño “detalle” para quedar bien con los periodistas. Es una práctica institucionalizada y esperada por los profesionales de la comunicación que tienen la oportunidad de poder charlar con el titular del ministerio y los altos cargos del departamento de un modo distendido y alegre.

Se liman asperezas, se lanza algún que otro reproche al Jefe de Prensa del ministerio, se hacen buenos propósitos para mejorar esas relaciones prensa-institución pública y se aprovecha el momento lúdico para colocar una “pulla” sobre la promesa de una entrevista, un artículo, o un avance noticioso que nunca llega. Y a todo esto el jefe/a de prensa ofreciendo una sonrisa amplia y condescendiente ante el aluvión de “avisos” profesionales que le van llegado.

El “maratón copero navideño” se ha convertido en una tradición, de tal modo que hay que hilar muy fino para ajustar la fecha de la celebración, y que no coincida con otras invitaciones de estamentos privados y públicos. En el ministerio de Trabajo hay que evitar la copa que también ofrecen los sindicatos CCOO y UGT, el ministerio de Sanidad con la del colegio de Médicos, farmacéuticos..., incluso habrá periodistas que tengan que asistir a varios ministerios, porque los sufridos profesionales de la comunicación lo mismo sirven para un roto que para un descosido.

Este año, por ejemplo, la famosa copa que organiza Moncloa ha tenido sus problemas de “agenda”. La Secretaría de Estado de Comunicación ha convocado a los medios para la tradicional “copa de Navidad” el día 19 de diciembre. En esa fecha, la mayoría de los periodistas que cubren la información relacionada con Presidencia del Gobierno estarán regresando de un viaje que llevará a Zapatero a Estados Unidos.

Malestar entre los periodistas y “solución” de la Secretaria de Estado de Comunicación: elaborar una lista con aquellos periodistas que quisieran volver en el avión del presidente y así llegar a tiempo a la recepción navideña, según informa El Confidencial Digital. Fernando Moraleda, y su equipo, parece que no consiguen poner orden ni en algo tan mundanal como es una recepción navideña.

La Comunicación Institucional Pública vivirá unos días de confraternización con el mundo periodístico, habrá saludos, comentarios, peticiones, y se harán promesas de mejora para el próximo año. Y más de uno se preguntará ¿qué utilidad tiene esta “copa”, si al año que viene las cosas van a seguir igual?. Pero... ¡qué bonita es la Navidad!.

13 dic. 2006

El personal sanitario civil de Defensa protesta por su discriminación laboral

No puedo dejar pasar esta noticia dado el interés que puede tener en el ámbito de los titulados superiores laborales de la Administración.

Los médicos y enfermeras civiles del Hospital Gómez Ulla de Madrid, dependiente del Ministerio de Defensa, se concentraron esta mañana en la glorieta de Carabanchel para denunciar el «empeoramiento progresivo» de sus condiciones de trabajo.

La convocatoria organizada por la Asociación de Médicos de Defensa (AMECIDE), y la Asociación de Enfermeras Civiles de Defensa (AECIDE), apoyada por las Asociaciones de titulados superiores y grado medio de la Administración (ATSUME) y los periodistas de la Administración (ANPAP), dado que todos ellos están en la misma situación “insostenible" que padece el colectivo de titulados superiores y medios laborales de la Administración General, ha tenido un resultado muy positivo con más de 200 personas protestando frente al Hospital Gómez Ulla.

Bajo el lema “Personal Sanitario. ¡Por un salario digno!” con el objeto denunciar el empeoramiento progresivo de las condiciones de trabajo del personal sanitario dependiente del Ministerio de Defensa, los médicos civiles de los hospitales militares sufren un agravio comparativo con relación a los médicos estatutarios, incidiendo especialmente en el ámbito salarial. "Un médico civil del Hospital Gómez Ulla cobra 24.924 euros brutos anuales, frente a los 41.772 euros de un estatutario, es decir, 16.848 euros brutos menos. Por tanto, un médico civil de hospital militar cobra un 59,67 por ciento de lo que cobra un médico estatutario", afirman.

Vaya desde este blog el apoyo a un colectivo al que la Administración mide con una vara distinta e incongruente: quiere titulados superiores que tengan tareas de responsabilidad, pero no acepta equiparar los salarios a la categoría profesional.

12 dic. 2006

RNE se apunta a los podcasts

Buenas noticias para el mundo de los internautas y sobre todo el avance alcanzado por una entidad pública de comunicación. La emisora Radio Nacional de España ha iniciado su servicio de podcast, con una selección de programas de Radio Exterior de España, Radio 1, Radio 3 y Radio 5.

Los podcast son, según su traducción inglesa “Portable On Demand Broadcast”, es decir emisión portable bajo demanda. La idea consiste en crear archivos de sonido (generalmente en ogg o mp3) y distribuirlos mediante un archivo RSS de manera que permita suscribirse y usar un programa que lo descargue para que el usuario lo escuche en el momento que quiera, generalmente en un reproductor portátil (los famosos iPod y reproductores portátiles de MP3).

Radio Nacional de España ponen en marcha este servicio, ampliamente extendido en el mundo Internet, por el que los oyentes pueden recuperar muchos de aquellos contenidos que no pudo escuchar completamente o que se perdió en su momento. Para ello, tienen la posibilidad de descarga directa de los ficheros o de realizar una "suscripción" al servicio de Podcast. Algunos dicen que se echa de menos Radio Clásica, pero que tengan paciencia, todo llegará.

11 dic. 2006

Consecuencias cuando un jefe de prensa no da su móvil a los periodistas

telefonoLeo con cierta resignación en El Confidencial Digital que los jefes de prensa de los ministerios de Defensa e Interior enfadan a periodistas porque no dan su teléfono móvil. Y parece ser que se extiende en otros ministerios esta falta de profesionalidad de los nuevos DirComs que han aterrizado en esta legislatura.

Digo que con cierta resignación me llega esta noticia por que más de una queja ha llegado a mis oídos de ese “miedo” que tienen los jefes de prensa de las instituciones públicas para ponerse al teléfono. Esta situación ha dado lugar a que en muchos gabinetes de prensa de la Administración General los periodistas fijos se conviertan en “secretarias” que sólo tienen que coger los recados para luego pasárselo al jefe de prensa: “Ha llamado fulanito de tal pidiendo tal cosa”; “Perico del periódico X pide una entrevista”; “Palote quiere confirmar una noticia”...

Lo que más me duele es que en la noticia de ECD se llame a los periodistas institucionales “subalternos”: “la responsable de información de Interior, Lourdes Camino, no da su teléfono móvil a los periodistas que llevan esa materia, con lo que a lo máximo que llegan es a hablar con una secretaria, o con un subalterno del gabinete de prensa. En cuanto al del ministerio de Defensa, Miguel Ángel Muñoz, dice que ha perdido el anterior. Lo cierto es que no da el número nuevo, para que no le llamen”.

Hombre ya es duro tener que hacer de secretaria, como para que encima te califiquen de “subalterno” (con todos los respectos a quien ocupa esos respetables puestos en la Administración).

Para que la noticia rechine aún más se añade que “algunos de estos jefes de prensa, cuando son ellos los que llaman por teléfono a los periodistas, lo hacen a través de secretaria o desde la centralita, y no por el móvil, para que no quede registrado el número en la terminal de los destinatarios”.

Esta noticia no es una novedad para quienes trabajan en los gabinetes de prensa de las administraciones públicas. Hay un gran número de DirComs que han optado por la vía del “tapado”, no dar la cara, ocultarse en las nuevas tecnologías y dejar que sean “sus subalternos” (periodistas) quienes realicen las tareas de secretarias... ¡ah, por cierto!, y cuidado si alguno de estos periodistas-subalternos se le ocurre hablar algo más de la cuenta, por que el DirCom ha advertido que sólo se cojan los recados. Qué lástima de tantos años de experiencia en la profesión periodística se desperdicien de este modo.

5 dic. 2006

El recibo de la luz enciende la alarma en la comunicación del Gobierno

electricidadMuchos y variados han sido los comentarios que se han generado en torno al anuncio de que el Ejecutivo subirá el precio de la luz de forma sustancial: un diez por ciento de media a todos los españoles, y además dentro del año 2007. Será la subida más alta de los últimos 20 años. El aumento se aplicará en dos tramos: una subida del 6% en enero y la otra del 4% en julio, aunque las tarifas serán revisadas trimestralmente y se ajustarán si los precios de las materias primas fluctúan de forma significativa.

Una noticia que hizo temblar a más de uno y en especial en la sede del PSOE, donde no entendieron muy bien que se llevara a cabo esta subida en un año plagado de elecciones autonómicas y municipales. Y para colmo, ahí estaba la última encuesta del CIS donde se daba la mala imagen del Gobierno: suspenso de todos los ministros, incluso el presidente Zapatero, y donde sólo se salvo la Vicepresidenta.

Una vez más la política de comunicación del Gobierno no ha estado a la altura exigida en este tipo de informaciones tan sociales: el ciudadano, que no ha entendido muy bien esa “batalla” de las empresas eléctricas, ahora comprende que quien va a pagar el “embrollo” va a ser él. La filtración de la “escalofriante” noticia es una señal de la falta de coordinación en la información gubernamental, que, para añadido, no tuvo su respuesta del principal protagonista de esta subida: el nuevo ministro de Industria, Joan Clos.

Para calmar la situación tuvieron que salir a la palestra varias cabezas visibles del Gobierno: la incombustible vicepresidenta del Gobierno, Fernandez de la Vega, el devaluado secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, y el técnico número dos de Economía, David Vegara para asegurar que la subida de la luz no irá «más allá» del repunte de la inflación.

Una contrainformación que no ha conseguido convencer a sindicatos y asociaciones de consumidores, quienes recuerdan que ya a primeros de este año hubo una subida de las tarifas eléctricas, pero que pasaron desapercibidas por la famosa entrada en vigor de la Ley Antitabaco.

Moraleda, según algunas informaciones, es el principal referente de estos “disgustos” institucionales, y se habla ya de horas bajas precisamente por las quejas sobre política de información. Y es que las filtraciones suelen ser un arma de doble filo: por un lado se compensa al medio de comunicación con una exclusiva y por otro generar una alarma social innecesaria. Bien es verdad que siempre quedará la coletilla de “es una información no contrastada”.

4 dic. 2006

Camino de las prejubilaciones en la Administración Pública

El pasado viernes el Consejo de ministros aprobó el proyecto de Ley para el Acceso Electrónico de los Ciudadanos a las Administraciones Públicas, una norma que establece el derecho de todos los ciudadanos a relacionarse electrónicamente con las administraciones públicas, así como la obligación de éstas a garantizarlo.

La ley, según señala la nota de prensa, que se convierte en un punto de partida de una nueva generación de derechos de los ciudadanos, los derechos digitales, se aprueba con el apoyo de numerosas comunidades autónomas y de los representantes de las entidades locales, que han participado en su elaboración con sugerencias y aportaciones. Entrará en vigor en 2008 y beneficiará a los ciudadanos que podrán así ahorrar tiempo y dinero en sus gestiones.

Esta Ley supone un paso cualitativo y cuantitativo de acercar la Administración al ciudadano, aunque bien es verdad que el Estado lo primero que debe es permitir la accesibilidad a Internet, dado que hoy por hoy las tarifas de conexión siguen siendo de las más altas de Europa. Poco efecto va a tener la Ley si los accesos electrónicos no llegan a todos los ciudadanos.

Ahora bien, esta Ley también me hace reflexionar sobre un punto importante: el personal que trabaja en las Administraciones. Facilitar las gestiones al ciudadano a través del acceso electrónico implicará que muchos funcionarios no tengan ya trabajo y de alguna manera habrá que recolocarlos.

Leo un artículo de Fernando González Urbaneja que habla de las jubilaciones anticipadas de los funcionarios, que puede convertirse en una realidad, ya que el grupo parlamentario de CiU ha presentado una enmienda en el proyecto de Estatuto de la Función Pública que habilita una posible jubilación parcial anticipada para los funcionarios.

Urbaneja, acertadamente, señala que a los funcionarios públicos o estatutarios, especialmente funcionarios de carrera (excepto fuerzas armadas y cuerpos de seguridad) docentes y sanitarios... nunca se les ha ofrecido esa oportunidad de la jubilación anticipada.

Y sentencia que el Estado debería predicar con el ejemplo como empleador, con la ley de igualdad y con las modelos de conciliación, pero también con un mecanismo de descuelgue progresivo del puesto de trabajo para las personas que pisan la última fase de su vida laboral. Mecanismo de trabajo parcial, por ejemplo a partir de los 55 años, serían eficaces, además de justos, para los funcionarios y para la Administración pública. La enmienda, admitida, va en ese sentido y revela tino.

2 dic. 2006

Crece el número de periodistas en Gabinetes de Comunicación

No hay duda: crece el número de periodistas que trabajan “en el lado oscuro” de la profesión, según recoge el “Informe Anual de la Profesión periodística 2006” presentado ayer en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid.

Un dato que deben tener en cuenta todos aquellos que se dedican o tienen algún tipo de relación con el mundo de la comunicación. Según el director del estudio, el profesor de la Universidad de Málaga, Pedro Farias, explicó que por áreas, los departamentos de comunicación registran un ascenso significativo en cuanto a número de periodistas (22,3%), aunque siguen siendo la prensa (31%) y los medios audiovisuales (26,3%) los que ocupan a más profesionales.

Es decir la comunicación institucional ocupa el tercer lugar en número de periodistas que actualmente están trabajando. El informe elaborado a partir de una encuesta realizada entre mil profesionales de toda España, estima que 59.138 periodistas están en activo, mientras que el número de desempleados asciende a 2.916. Las principales preocupaciones de los periodistas españoles son la precariedad (67%), el intrusismo (45,8%) y la baja remuneración (42,4%).

Por último, el vicepresidente primero de la APM, Jorge del Corral, definió el Informe como “una ecografía de este oficio” cuyos objetivos son mejorar la estadística nacional “al no existir datos del número de personas que estudian Periodismo, ni cuántos terminan la carrera, el salario medio, etc.”, y que dignifica la profesión “que puede servir de herramienta al Ministerio de Trabajo para sacar conclusiones sobre la profesión”.

Los que trabajamos en gabinetes de comunicación institucionales públicos sabemos muy bien qué conclusiones sacan los que dirigen las administraciones públicas: ¿cómo van a saber cuántos periodistas hay, qué salarios existen o si se da el intrusismo, si no saben cuántos periodistas trabajan en sus propios organismos? Y apostaría incluso que la secretaria de Estado de Comunicación no tiene ni idea de cuántos periodistas con titulación tienen en su departamento... Sirva de ejemplo que la Asociación Nacional de Periodistas de las Administraciones Públicas ha pedido en reiteradas ocasiones que se le facilite el número total de periodistas que trabajan en los distintos organismos públicos y aún están a la espera.

1 dic. 2006

El deseo del periodista: poder promocionar y mejorar el salario en su profesión

Aunque parezca algo extraño, el grado de satisfacción profesional de los periodistas españoles ha aumentado durante el último año, tal y como se desprende de una encuesta realizada entre 1.000 profesionales de toda España incluida en el Informe Anual de la Profesión Periodística 2006, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que será presentado este viernes, uno de diciembre, a las 13,30 horas, en el Salón de Actos de la Asociación (Claudio Coello, 98).

El porcentaje de periodistas que se muestra decidido a cambiar de profesión desciende en 2006, por segundo año consecutivo, pues en 2005 la proporción era del 36,9%, mientras que ahora es del 29,4%, en lo que podría representar una constante a la baja.

El motivo principal se mantiene invariable año tras año: son las aspiraciones de promoción profesional las que mueven mayoritariamente a los periodistas descontentos (13,7%). También el deseo de incrementar su sueldo (6,5%), así como de ganar en calidad de vida (6,4%). Al margen de esto, llama la atención el hecho de que una proporción importante de encuestados, un 5,4%, quiera cambiar de empleo por razones de prestigio, lo cual da a entender que la imagen que muchos profesionales tienen del periodismo no es en absoluto positiva.

Un punto de vista que bien se puede ajustar al que vivimos los periodistas de las instituciones públicas: aspiraciónes de promoción, incremento salarial, falta de reconocimiento profesional. Casos que se ven reflejados en el Informe, con el añadido del intrusismo laboral que se mantiene como segundo motivo de preocupación (45,8% de menciones), y aumenta la percepción de que la imagen social de la profesión es regular (53,9 por ciento) o mala (22,9 por ciento). Asimismo aumentan las quejas por los bajos salarios (42,4%) y la delegación del trabajo en la persona de becarios y estudiantes en fase de formación (27,3%).

En fin, nos queda la esperanza de un futuro mejor. "Sé positivo, my friend".