21 nov. 2006

Los ciudadanos no conocen a la mayoría de los ministros

Sólo 6 ministros de los 16 que forman el Gobierno son conocidos en un porcentaje alto por la ciudadanía, según datos del barómetro de octubre de 2006 del Consejo de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Es un valor importante saber si la sociedad que se gobierna conoce a los ministros encargados de gestionar las administraciones públicas. El barómetro del CIS (ver documento en PDF) no sólo destapa el suspenso generalizado de los ministros en valoración, sino que además nos ofrece la posibilidad de comprobar el desconocimiento que los ciudadanos tienen de sus ministros.

Cuando a un ministro no se le conoce puede ser que la política de comunicación que esté llevando a cabo el organismo que dirige no sea la más adecuada, o bien no se esté haciendo las gestiones que se le exigen por parte de la ciudadanía para que se conozca a la persona, o cuanto menos que les suene el nombre del ministro/a.

Sin embargo hay datos curiosos que conviene resaltar. Por ejemplo, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha sido uno de los rostros más visibles en estos dos años de Gobierno socialista debido a las leyes que ha puesto en marcha y su famosa candidatura a la OMS, pero el 52% de la ciudadanía no la conoce. Algo pasa con su sistema de comunicación: no está a la altura de la frecuencia de gestión.

En otro lado se encuentra la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, que no ha tenido demasiadas apariciones en los medios de comunicación, y sin embargo no la conocen el 47% de los ciudadanos, con un suspenso en valoración del 3,7. Estos datos demuestran el valor que tiene para la sociedad el problema de la vivienda y el esfuerzo que se hace por conocer la cabeza visible del ministerio que debería velar por acercar la vivienda a la sociedad.

Los 6 ministros que más conoce la gente (los que están por debajo del 40%) son Jesús Caldera (35%), María Teresa Fernández de la Vega (17%), Miguel Angel Moratinos (24 %), Cristina Narbona (39%), Alfredo Pérez Rubalcaba (23 %) y Pedro Solbes (30%). Todos ellos situados en ministerios de gran repercusión mediática y ejecutiva para la sociedad, además del peso político que tienen en la estructura del PSOE.

La ministra más desconocida de todos es Mercedes Cabrera, titular de la cartera de Educación y Ciencia, que no es conocida por el 59% de los ciudadanos. Un ministerio tan importante para una sociedad democrática no es bueno que su titular apenas sea conocida.

El recién incorporado, Joan Clos, ministro de Industria, debería, por lo menos, sonar su nombre en este barómetro de octubre, dado que su nombramiento ha sido público y notorio por el famoso “intercambio” catalán. Pero el 46% de la sociedad no lo conoce.

La reflexión bien podría ser que una cosa es la frecuencia mediática de un ministro/a en el candelero de la actualidad y otra bien distinta el mensaje que llegue a la ciudadanía, que, como señala el barómetro, no siempre pone rostro al nombre.

0 comentarios: