9 oct. 2006

España por detrás de Rumania en el acceso a la información de los ciudadanos

Singular estudio el que ha llevado a cabo la Iniciativa Pro-Justicia de la Sociedad Abierta, donde una comparativa en el acceso a la información en 14 países demuestra que las democracias transitorias superaron a países con democracias más establecidas.

Bulgaria, Rumania, Armenia, México y Perú fueron mejores en las respuestas a las peticiones de información de los ciudadanos que Francia y España.

graficoSociedadInformacion
El libro “Transparencia y Silencio” presenta un análisis de 1.900 peticiones de información en 14 países para comprobar la transparencia y rapidez de esas solicitudes. El estr5udio confirma la importancia de las leyes de acceso a la información en el fortalecimiento de la democracia, y señala que los países con leyes de acceso a la información tuvieron un mejor desempeño en el suministro de información gubernamental que los que no tienen una ley de este tipo o que cuentan con estipulaciones administrativas en lugar de una ley.

“El acceso a las leyes de la información ha sido una herramienta dominante en las reformas democráticas de la Europa Orienta”, dijo James A. Goldston, director ejecutivo de la iniciativa abierta de la justicia de la sociedad. “Lo novedoso del examen está en que Bulgaria y Rumania, dos países tuvieron una buena aceptación en respuestas a peticiones de información, a pesar de haber sido dos de los países más cerrados del mundo hasta 1989”, argumentó Goldston.

El informe documenta la discriminación significativa contra solicitantes de minorías étnicas y otros grupos marginados, que recibieron menos información que otros solicitantes, aun cuando sus peticiones eran idénticas.

No es de extrañar que Goldston concluya señalando que “la capacidad de los ciudadanos de solicitar y de recibir la información sobre los funcionamientos de su Gobierno es uno de los sellos de una sociedad abierta”.

Finalmente, el estudio encontró que los Gobiernos responden mejor cuando las organizaciones no gubernamentales juegan un papel activo en la promoción del acceso a la información como un derecho.

España debería tomar buena nota de estos informes para llevar a cabo una política de comunicación más abierta y activa hacia el ciudadano. Hace falta que se lleve a cabo una ley de acceso a la información.

0 comentarios: