21 sept. 2006

Jordi Sevilla el primer ministro que publica un blog

La moda de los blogs y las posibilidades que ofrece parece que están enganchando a los políticos que comienzan a hacer sus pinitos en el mundo de la blogosfera. Bien es verdad que en esto del blog también se da esa parte de “querer ser moderno”, y de apuntarse “a la vanguardia” tecnológica.

No sé si podemos incluir en esto último el blog del ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, que se ha convertido en el primer ministro que entra a formar parte de la era de los denominados blog -diarios personales que se difunden en la Web-, al inaugurar su página personal en Internet con la publicación de tres artículos.

Ayer comentaba que el primer ministro húngaro tenía un blog, y ahora comprobamos que un miembro del gobierno español ha aceptado el reto de publicar un diario personal en la blogosfera.

Sin embargo hay dos puntos que llaman la atención: uno, ¿por qué no se pone en los post la hora en que se publicó el artículo?, y dos, ¿los comentarios tienen algún tipo de filtro?.

Sevilla justifica la entrada a esta nueva forma de comunicación debido a la necesidad de "abrir espacios de encuentro y de debate", en el que defiende reflexiones y propuestas que "ayuden a conformar alternativas de izquierda a los problemas sociales actuales".

Además, reflexiona sobre las posibilidades de comunicación: “cuidar las formas y los procedimientos de la democracia es fundamental para llegar a resultados útiles. La transparencia y la información pública son básicas para que aquellos a cuyo servicio trabajamos, que son los ciudadanos, puedan valorarnos. Pero no podemos quedarnos en el puro espectáculo mediático que atrae tanto como desinforma”, para acabar sentenciando que “la política tiene que ayudar a la gente. Ayudarle a resolver sus problemas y a conseguir sus aspiraciones”.

Bienvenido ministro al mundo de la blogosfera, creo que ahora comprobará de su propia mano (si es verdad que usted lo escribe) lo que es ir colocando cada día un post y leerse los comentarios de sus lectores. También estoy seguro que tendrá cuidado en no tocar aspectos de su labor ministerial. Sin embargo, si admite este humilde consejo, debería referirse de vez en cuando a sus decisiones y proyectos de su ministerio, sobre todo porque Administraciones Públicas tiene mucho que decir a la ciudadanía.

Ministro Sevilla ahora comprobará que la comunicación institucional es un fin básico y obligado para que una democracia avance sobre la estabilidad y el buen hacer de sus gestores-gobernantes-políticos (por ese orden de preferencia pública)

0 comentarios: