11 sept. 2006

El PSOE predica una política activa de comunicación pero no la practica

Este próximo fin de semana el PSOE llevará a cabo una Conferencia Política cuyo principal aliciente es que va ser virtual, es decir sin papeles. Regalaran en la presentación de hoy una memoria usb en vez de un dossier de documentos y trípticos publicitarios.

Como toda buena conferencia que se precie en su programa figuran muchas propuestas, deseos y ambiciones de un partido que, en la actualidad está gobernando. Uno de los puntos estrellas de esta conferencia serán foros y un despliegue de chats con los dirigentes socialistas como estrellas accesibles a todos los internautas… y por encima de todo los “blogs” de los dirigentes socialistas.

Pero, claro, una cosa es predicar y otra practicar. De este modo en el documento marco (en PDF, apartado 78) los socialistas se proponen “diagnosticar, afrontar y encontrar respuestas” para esos cambios “referidos al impacto de las tecnologías de la información y de la comunicación, la globalización económica, la competencia y la deslocalización empresarial, sus efectos sobre el Estado del Bienestar”. Son conscientes de que “Internet ha pasado de ser una herramienta para el trabajo a convertirse en un medio universal de comunicación” y hace hincapié en ”el correo electrónico y la mensajería instantánea han dado origen a un nuevo tipo de vínculos interpersonales, y la posibilidad de la fulminante difusión de noticias frente a cualquier intento de ocultar, frenar o manipular la información”.

No deja de sonar grandilocuente este documento marco en el que se hace incluso un referente a la “información para la ciudadanía”, que pasa “por una política preactiva de información, tanto con y para los ciudadanos como con los medios de comunicación”. Se remata todo ello con “un gobierno local que predique una política participativa y que no practique la transparencia, la comunicación y la información sencillamente carece de credibilidad”. Finalizando con que “los gobiernos urbanos deben desarrollar una política de relación abierta y fluida con los medios de comunicación social, facilitándoles el acceso a la información”.

Qué bonito quedan todas estas propuestas. Pero la realidad actual es clara: los “encargados” de llevar a cabo este tipo de gestión pública, los periodistas institucionales, no son reconocidos profesionalmente, los gabinetes de comunicación de las administraciones públicas no existen, la política de comunicación se sigue haciendo con intereses partidistas, y cuando alguien les reclama llevar a cabo una regulación real y efectiva de la comunicación institucional, la reacción es mirar hacia otro lado y dejar que la situación siga por los mismos cauces.

La conferencia política del PSOE de este fin de semana lleva demasiada carga teórica y poco interés o disposición de regular y garantizar profesionalmente esa comunicación con la sociedad.

2 comentarios:

Øttinger dijo...

Es evidente que el PSOE puede tener una enorme voluntad en aplicar nuevos criterios de comuncación, pero el paso decisivo lo deben dar los políticos, que al fin y al cabo son personas que puedem tener o no intenres por los blogs o videoconferencias.

Casimiro López dijo...

Exacto. La contradición está en que el "grupo" tiene una visión genérica y, luego, las individualidades que se mueven por directrices de partido, intereses particulares, etc... En comunicación institucional no vale un sí pero no... es obligado que si se propone, se cumpla