22 jun. 2006

Estudiantes de periodismo, cuidado con los Master en Comunicación

Anualmente 17.500 estudiantes se matriculan en estudios universitarios de periodismo, o como ahora viene en llamarse Facultades de Comunicación. Un número considerable de futuros profesionales de la comunicación, y a quienes se les supone, que tras la carrera, disponen del bagaje necesario para afrontar el día a día de la información. Luego la realidad les golpea con una explotación y precaridad laboral.

Pero lo peor de todo es que están proliferando numerosos master en comunicación que prometen casi la estabilidad y el reconocimiento profesional en cuanto terminen.

Un ejemplo es la publicidad que lanzó El Mundo en sus páginas en la que invitaba a inscribirse en su Master de Periodismo que realiza en conjunto con la Universidad San Pablo CEU. La frase del anuncio no puede ser más incitadora: ‘Master en Periodismo, La llave para entrar a trabajar en El Mundo, Expansión y Marca’. Un texto desde luego sorprendente, que cierra la puerta al resto de los periodistas titulados de pre-grado. Pero lo mejor de todo es que el curso sale por 10.000 euros y parece ser que es la única vía que tienen los universitarios para trabajar en estos medios (pagas para luego ser explotado).

Este campo de los master de los grandes diarios no acaba aquí. El País recluta por 10.000 euros a cuarenta alumnos con la oferta de trabajar un año en cualquiera de los medios de PRISA (Cadena Ser, Cinco Días, As, El País, Los 40 Principales).

ABC se muestra algo más moderado, y por 6.000 euros ofrece 15 plazas, que tras realizar el máster acabarán haciendo prácticas en la redacción del veterano diario.

Pero lo que más daño hace son esos Master de Comunicación Coporativa y estratégica. Hace poco hablamos de que con un precio de 6.000 euros, el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset presenta su primer Master en Comunicación Política e Institucional. El objetivo es ofrecer las herramientas tanto teóricas como sobre todo prácticas, para el diseño y la puesta en marcha de estrategias de comunicación eficaces y efectivas.

También la Universidad Pontificia de Salamanca por otros 7.200 euros te garantiza un Master en comunicación corporativa y planificación estratégica. Bajo este rimbombante nombre se esconde el trabajo que se debe realizar en los tradicionales gabinetes de prensa. El Master no tiene desperdicio en su programa y como todos también se ofrece a los alumnos, una vez finalizado el máster, la posibilidad de realizar prácticas en empresas y consultoras de gran prestigio como Llorente y Cuenca, Edelman, Burson Marsteller, C&IC Comunicación o Inforpress, entre otras, con las que la Universidad Pontificia de Salamanca mantiene convenios.

Entre los módulos que ofrece el programa se encuentran titulares como “Relaciones con los medios de comunicación”, “Relaciones institucionales y protocolo”, “Introducción a la Administración Pública”...

Pero ¿ es que no hay nadie que les diga a estos sesudos académicos que la categoría de periodista no existe en las administraciones públicas?, ¿ Qué cara se le puede poner a un recién salido de uno de estos masters y que le digan que esa inversión económica sólo sirve como un adorno en un buen marco? ¿Quién les avisará que cuando terminen sabrán más de marketing y venta publicitaria que de periodismo?

Por favor, que no existe el periodista institucional, que las administraciones van a su aire, que de estrategias de comunicación sólo se producen cuando el DirCom en una aburrida tarde decide consigo mismo tirar por la calle de enmedio.

Que alguien pare esta locura, antes de que las familias se arruinen por darle una categoría que no existe a sus hijos.

1 comentarios:

Diego Viñas dijo...

Hola, es un excelente posteo. Soy estudiante de Periodismo y Comunicación Social y lamentablemente ya sabemos la que nos espera como apra que nos anden engañando con la mentira de los master.
Saludos