4 may. 2006

¿Puede la Administración desmantelar los gabinetes de comunicación?

Mesa del Consejo de MinistrosTras muchos años en el mundo de la comunicación institucional, y tras comprobar la falta de un interés organizativo de la misma por parte de la Administración, me surge la pregunta de si ¿necesita realmente la Administración los gabinetes de prensa?

Es una cuestión que no se debe arrinconar, sobre todo teniendo en cuenta lo que está sucediendo en los últimos años en los gabinetes de comunicación de la Administración Central. Bien es verdad que la Administración no puede desmantelar los gabinetes de prensa de un plumazo, pero sí está dando los pasos adecuados para que en un corto espacio de tiempo pueda cumplirse tal objetivo.

Como primera señal cabría preguntarse entre el colectivo de periodistas de la administración cuántos nuevos contratos laborales se han realizado en los últimos años en los gabinetes de prensa. Las jubilaciones se están produciendo, y no se contrata a más gente. Un ejemplo claro sucede en las delegaciones del Gobierno, donde las jubilaciones se producen o están cercanas y no se contempla ninguna contratación. En igual proporción sucede en la Administración Central, donde las edades de los periodistas están ya casi rozando la edad obligatoria de la jubilación y no se contempla movimiento alguno. Sin olvidar a esos profesionales que están trabajando todavía como interinos y aún nadie les comunica que vayan a pasar a fijos.

Además, se está utilizando en varios departamentos ministeriales la contratación exterior de ciertas tareas encomendadas a los gabinetes, como pueden ser los boletines de prensa y los seguimientos de radio y televisión. Todo ello a un precio bastante competitivo y que, según me consta, hace pensar a más de un alto cargo la posibilidad de “externalizar” ese servicio.

Con estos dos apuntes, las posibilidades de ir desmantelando los gabinetes se van haciendo más efectivas. Otros cometidos de estos gabinetes es la elaboración de convocatorias que también pueden ser también externalizadas, ya que la “agenda” de los altos cargos ministeriales se sabe con antelación.

Item más, como puede ser atender a los periodistas, con la utilización de unas/os secretarias/os la tarea queda finiquitada. Incluso si me apuran el montaje de ruedas de prensa, con mandarlo hacer a una empresa de comunicación todo está solucionado. Y si un periodista pide algún dato, para eso está Internet.

¿Es posible que todo lo expuesto se cumpla?. Yo creo que no, que la comunicación institucional es necesaria y obligatoria, siendo los periodistas los profesionales mejor cualificados para llevar a cabo esa actividad para el bien de los ciudadanos a quienes la Constitución les ampara en este campo de recibir comunicación veraz de sus instituciones. Si un Gobierno opta por externalizar todos los servicios de prensa de la Administración se corre el riesgo de la manipulación informativa, el descrédito de las instituciones y sobre todo la falta de confianza de los ciudadanos.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Casimiro, cuanta razón tienes, a mí también me parece que estamos en ese peligro de que la Administración pretenda desmantelar los gabinetes de comunicación, lo sé porque trabajo en la secretaría de Estado de Comunicación, y como aquí acaben contratando a una empresa para que haga todo el seguimiento informativo de los medios no sé qué tarea nos van a dejar a los periodistas. Me temo que quieren dejarnos como un colectivo a extinguir. Es un verdadero desperdicio en dedicación e inteligencia, porque a los que seguimos teniendo ilusión se nos va acabando poco a poco, y el resto están ya "quemados" y pensando en la jubilación. Lo peor de todo es que no me da la sensación de que la solución esté en nuestras manos, a parte de hacer bien nuestro trabajo y que se den cuenta de ello. Un beso Casimiro