23 may. 2006

Ley de Agencias Estatales y sus pretensiones

Metido de lleno en esto que el Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) viene en llamar "Plan de Medidas 2006-2008 para la mejora de la Administración" y que persigue mejorar y modernizar la adminisración para ponerla a la altura de las necesidades de los ciudadanos, me encuentro con proyectos que sobre el papel parecen ser un avance optimista de los recursos administrativos.

Un ejemplo es la Ley de Agencias Estatales que pretende que de un total de 138 Organismos Públicos existentes en la actualidad, 47 tienen su propio y peculiar régimen regulador. Esta situación, según el MAP, pone de manifiesto la conveniencia de crear Organismos Públicos Institucionales, con suficiente nivel de autonomía y de flexibilidad en la gestión, que impidan la proliferación de Organismo Públicos exentos del régimen general administrativo, y que puedan reconducir a un modelo común la dispersión organizativa hoy existente.

Según tengo entendido se prevé que quien ejerza el cargo de Director General lo haga por períodos mayores que los cuatro años de nuestro ciclo electoral, de manera que se desvincule del auge y la caída de los partidos, al tiempo que se flexibiliza la gestión de sus recursos humanos.

El nuevo modelo se basaría en una gestión por objetivos, una mayor autonomía,mayor capacidad de generar ingresos, participación de otras Administraciones, y sustituir a los organismos existentes. Y según este proyecto de ley se crearán las siguientes Agencias:
-> Evaluación de las Políticas Públicas y de Calidad de los Servicios
-> BOE
-> Investigación Científica
-> Inmigración y Emigración
-> Seguridad del Transporte y navegación aérea
-> Artes escénicas y musicales
-> Meteorología
-> Cooperación Internacional
-> Investigación Biomédica y ciencias de la salud

Un proyecto ambicioso que quiere sustituir esa proliferación de Organismos Públicos que se rigen fundamentalmente por sus estatutos propios, fundamentalmente basados en el Derecho privado y con régimen de personal laboral.

Parece una buena idea, pero falta algo: ¿cuál va a ser su metodología comunicativa?. ¿Dependerán administrativamente del Dircom del Ministerio correspondiente?. ¿Dispondrá de su propio gabinete de prensa con capacidad para generar un plan de comunicación extensivo si su periodo de gestión será de cinco años?. ¿Tendrá esa independencia y autonomía que se le establece en el programa?.

En este punto creo que de nuevo vuelven a edificar la casa (ley) por el tejado. Algunos aspectos de la Administración están aún por hacerse, como es el de una legitimación de la Comunicación Institucional que permita avanzar en el plano de la información con la autonomía necesaria y la profesionalidad adecuada para que este plan obtenga resultados. Como se puede comprobar por las agencias que se van a crear, si no se dispone de un buen gabinete de comunicación institucional todo su esfuerzo se puede ver reducido a un "quiero y no puedo". La sociedad va a reclamar a esas agencias información constante, rápida y veraz... Cada vez más se hace necesario regularizar la Comunicación Institucional en España si de verdad se quiere mejorar y modernizar la Administración General del Estado

0 comentarios: