27 may. 2006

Diario El Mundo "Los periodistas de la Administración protestan por la contratación de un servicio externo de prensa para Moncloa"

Ampliar imagenPor fin un diario en papel de tirada nacional recoge la protesta del colectivo de periodistas de la Administración. El Mundo ha recogido este sábado a cuatro columnas, fielmente el artículo que la ANPAP le presentó con el titulo “La información para el Gobierno, en manos privadas” en referencia al concurso que adjudicó la Secretaria de Estado de Comunicación a la empresa TNSofres para consultoría y asistencia técnica para seguimiento de la información en medios de comunicación".

A continuación dejo la nota tal y como la distribuimos el pasado viernes a la redacción de El Mundo, sección de Comunicación.

En relación con la noticia publicada en El Mundo (viernes, 26 de mayo, página 69, sección de Comunicación) bajo el título "'Press clipping' para Moncloa", relativa a la adjudicación por el Ministerio de la Presidencia a la empresa TNSofres de un servicio de "Consultoría y asistencia técnica para seguimiento de la información en medios de comunicación y sistema de archivo", y sobre las declaraciones de un portavoz de la empresa TNSofres, según las cuales "se trata de un sistema, con acceso a través de internet, que permitirá a todos los miembros del Gobierno estar al día, casi en tiempo real, de las noticias que se vayan tratando en los canales de televisión, radio, las webs, los diarios y revistas".

Como esto puede llevar a pensar a algún lector que, hasta ahora, los miembros de los sucesivos Gobiernos no estaban informados al día y en tiempo real de las noticias que les afectaban, conviene recordar a ese portavoz, a los lectores del periódico y a todos los que lo desconocen -incluidos responsables de la Administración-, algunos hechos:

1. En la actual Secretaría de Estado de Comunicación existe desde hace más de 25 años -y hasta la fecha- un servicio de seguimiento informativo completo y global, de noticias nacionales e internacionales, y de todos los medios de comunicación (agencias, prensa nacional, prensa autonómica, prensa internacional, revistas y otras publicaciones nacionales y extranjeras, radios y televisiones, incluidos los canales CNN Internacional o BBC) que funciona durante las 24 horas del día y durante los 365 días del año. Este seguimiento se traduce en la alerta de noticias urgentes o de especial interés para el Gobierno y en la elaboración y redacción de diferentes resúmenes de prensa, radio y televisión, y se completa con los servicios de archivo y documentación de prensa y de información audiovisual.

2. Este servicio, técnicamente puesto al día sucesivamente pese a las dificultades en la Administración, es llevado a cabo hasta la fecha por una plantilla de 35 periodistas, apoyados por ayudantes de redacción y otros auxiliares, que mantienen informados en todo momento, y “en tiempo real”, a los miembros de los sucesivos Gobiernos y otros altos funcionarios de la Administración (incluso la Casa Real solicita en ocasiones estos servicios)

3. Este servicio se viene prestando, como lo pueden atestiguar los sucesivos responsables de la Secretaria de Estado de Comunicación, de forma profesional y eficaz, con una ejecución, por supuesto, mucho más elaborada y completa que cualquier novedoso y limitado servicio de “press clipping" pueda ofrecer.

Por otra parte, y refiriéndonos ya a la decisión adoptada por los actuales responsables de la Secretaría de Estado de Comunicación y del Ministerio de la Presidencia, cualquier ciudadano puede legítimamente preguntarse a qué viene un gasto de 360.000 euros en dos años por un servicio del cual ya dispone la propia Administración. Si de lo que se trata es de mejorarlo -aspiración legítima, necesaria y obligada para cualquier profesional -, la Administración dispone de recursos, medios y herramientas para ello, con un coste seguramente inferior al servicio contratado.

Cosa distinta es que estos responsables políticos hayan optado por un cambio en la naturaleza -pública o privada- de la prestación de dicho servicio, lo cual es una decisión política respetable pero a ellos achacable por las inevitables consecuencias tanto para la calidad del servicio público que se presta como para los profesionales que hasta ahora vienen ejerciendo esas funciones.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

MUY INTERESANTE LA NOTA. SOY DE LA ARGENTINA, Y VIVIMOS PROBLEMAS PARECIDOS, PERO SIN REPERCUSION ALGUNA EN LA PRENSA.
SALUDOS
PABLO GALEANO
pablogaleano2005@yahoo.com.ar