22 mar. 2006

Los periodistas pueden promocionar si se cambian de mesa

El otro día hablabamos con Francisco Velázquez, secretario general de las Administraciones Públicas, sobre las posibilidades que tienen los periodistas contratados laborales de promocionar y llevar a cabo una carrera profesional en la administración dentro del ámbito de la comunicación. Velázquez se mostró comprensivo y convencido que esa situación debe cambiar.

La mala suerte es que hasta que llegue ese cambio los periodistas de la Administración tenemos que movernos en aguas un tanto turbias. Las posibilidades de promoción son nulas, ahora bien, si usted se mueve con cierta habilidad y toca las teclas adecuadas, probablemente suene una candenciosa melodía que le lleve a situarse en un plano laboral superior al del resto de sus compañeros. Eso sí, avisado queda que esa situación sólo tiene carácter temporal (lo que dure el jefe de turno que le haya correspondido).

Para que la promoción tenga efectos consolidados, es decir, fijos, lo mejor que le puede suceder es que le cambien de mesa. Con un simple cambio de mesa se puede obtener una promoción que, si bien no será la envidia de sus compañeros y tampoco aumentará la nómina que reciba a final de mes, pero al menos habrá conseguido establecerse en un estatuts distinto al que tenía antes.

Pero si quiere promocionar más rápido, no hay nada como estar de baja unos meses, periodo necesario para que el jefe o DirCom de su gabinete compruebe que no se puede mantener ese espacio vacío y conviene rellenarlo. Los ingredientes son sencillos: incorporación de nueva persona, interrogante sobre dónde ubicarla, vistazo general a la redacción, hueco vacío, finiquitado el problema. ¿Y la incorporación del de la baja?. Aquí es donde viene lo bueno, ese personaje, sin haberlo provocado casi, obtiene el "regalo" de una promoción en su puesto de trabajo al ver que ya no tiene el sitio de antes y ahora dispone de un cubículo donde podrá "disfrutar" de esa ganada promoción...

(NOTA DEL EDITOR: esta situación es puramente ficticia, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, y si alguien se ve reflejado, por favor que deje un comentario que agradeceré de todo corazón).

0 comentarios: