30 dic. 2005

Un futuro no muy lejano

Antes de que acabe el año lo más lógico en el mundo de la comunicación es hacer balance de lo que ha sucedido en los 12 meses que se van. Y muchas cosas son las que debería expresar aquí para hacer un recordatorio de lo acontecido en el ámbito de la comunicación institucional, y el trabajo realizado. Pero casi prefiero no dedicar más minutos a lo que sin duda es pasado y mirar fijamente al futuro, la mejor apuesta que tenemos.

Un futuro que, a mi entender, da sus primeros pasitos como es la nueva Ley de Publicidad y Comunicación Institucional que ha publicado hoy viernes el Boletín Oficial del Estado (junto a la Ley de Presupuestos Generales del Estado, una buena compañía ¿no?). En esta ley se establece el régimen jurídico de las campañas institucionales de publicidad y de comunicación promovidas o contratadas por la Administración General del Estado y por las demás entidades integrantes del sector público. El loable objetivo principal de esta ley es garantizar la utilidad pública y erradicar así aquellas campañas que tengan como finalidad ensalzar la labor del Gobierno. Por fin, los ciudadanos van a tener una herramienta útil para hacer valer sus derechos. Como se puede ver un claro referente a esa independencia que, desde este blog hemos recogido a la hora de definir qué es la comunicación institucional.

Cuando en un futuro, que espero no sea muy lejano, el Gobierno tenga la deferencia de regularizar la situación de los gabinetes de comunicación de la Administración Pública y el trabajo de los profesionales que trabajan en ella, tendrá ya en sus manos una ley que regula la las campañas institucionales de publicidad y de comunicación. Es decir, el Gobierno ya ha reconocido que hay una transmisión de su trabajo diario ante la sociedad, que debe estar reglamentada para no que no se cometan abusos con el dinero de los contribuyentes.

Pues bien, ¿cuánto más hace falta para que el Gobierno tome medidas y se siente en la mesa a desarrollar la comunicación institucional, establecer su situación orgánica en la Administración, y sobre todo a situar en un plano profesional y libre de cargas políticas el trabajo de los periodistas y demás personal que trabaja en los gabienetes de comunicación del Estado?.

Sólo desear que 2006 sea ya el año definitivo de la comunicación institucional en España

23 dic. 2005

Comunicado especial: Feliz Navidad y Año Nuevo para todos

La actualidad nos reclama una buena y eficaz comunicación, asi que sin más dilación es de obligado cumplimiento felicitar estas fiestas navideñas y el nuevo año 2006, del que esperamos sea frutífero y pleno de soluciones para nuestro particular "camino", que no es otro que el de alcanzar el reconocimiento profesional y ogranizativo que merece-necesita la comunicación institucional.

Al colectivo de periodistas y demás personal que trabaja diariamente en los gabinetes de comunicación institucionales, organismos autónomos, delegaciones del Gobierno y publicaciones oficiales, os deseamos que paseis estos días con la mayor felicidad y salud, y que se cumplan todos los deseos programados.

FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO 2006

21 dic. 2005

El responsable de Información Internacional de La Moncloa abandonará su puesto

Según publica el blog “El Espacio del Dircom”, es más que probabale que tras las Navidades, el director general de Información Internacional de la Presidencia del Gobierno, Javier Valenzuela, “dimitirá de su cargo con el argumento de que "necesita descansar"”. Para este blog “se trata de uno más de los episodios de "crisis" en la Secretaría de Comunicación del Gobierno iniciada hace meses con la marcha del ex secretario de Estado, Miguel Barroso”.

Javier Valenzuela, que es periodista especializado en información internacional y fue adjunto al director del El País, no parece ha dejado un buen recuerdo entre los profesionales de la información monclovita: “deja tras de sí un buen número de críticos con su gestión de la comunicación entre los acompañantes habituales del jefe del Ejecutivo que le acusan de preocuparse "más del fondo que de la forma"”, señala el Espacio del Dircom.

Por otro lado, en el mismo blog leemos que “Marifé Zama Castaño ha sido nombrada directora de comunicación de la Delegación del Gobierno en Extremadura en sustitución de José Ramón Álvaro, que abandona el cargo por motivos laborales”.

20 dic. 2005

Difícil entendimiento entre polìtica y democracia

Aunque pueda sonar paradójico existe un difícil entendimiento entre política y democracia, pese a que la realidad asegura que ni una ni otra pueden vivir separadas.

En un Estado democrático la convivencia entre la comunicación política y la institucional se encuentra muchas veces en un estado de crisis permanente por los intereses tan dispares que les motivan.

En estos días se están viviendo situaciones críticas entre lo que es la seguridad del Estado y los intereses políticos. La labor informativa que tiene que llevar a cabo el Ministerio del Interiores de una gran complejidad, ya que, por un lado, la democracia le exige una práctica informativa que haga efectivo el derecho a la información y las obligaciones adquiridas por las Administraciones Públicas con los ciudadanos, y , por otro, mantener las cautelas e incluso el silencio, en el trabajo diario.

Pues bien, este aspecto que tiene todo el entramado de una comunicación institucional sujeta a los principios democráticos y al respeto del trabajo de los organismos públicos, el Ministerio del Interior tiene que hacer frente a una comunicación política entre Gobierno y oposición. El PP, por ejemplo, está utilizando la lucha antiterrorista como argumento político activo y crítico contra el PSOE, que en este caso, guste o no, es el partido que gobierna el Estado. Y en este autismo político es en el que tiene que trabajar siempre la comunicación institucional. Defender los pilares del Estado garantizando la transparencia que obliga una democracia resulta extravagante, ya que el cometido de las instituciones públicas no es defenderse sino informar de sus gestiones.

Cuando el PP saca del contexto institucional la lucha antiterrorista está poniendo en serios aprietos al Estado, garante de los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos, puesto que abre un debate en la opinión pública, quien cada vez está más sensibilizada y crítica respecto a la naturaleza y funcionamiento de la Administración Pública. Y de ese modo lo que está generando es aumentar la desconfianza del ciudadano a la comunicación institucional, con lo que la proyección social de la Institución ( lo que se transmite al exterior) puede resultar no demasiado positiva. Es necesario madurar y avanzar en la lógica democrática con la participación de la política y la Administración para todos.

19 dic. 2005

La comunicación institucional está descuidada en los estudios de Ciencias de la Información

Facultad de CC de la Información de la UCMLa reflexión sobre las funciones asignadas al Gobierno y a la Administración Pública provoca una gran disparidad en el plano teórico sobre cuáles son las funciones que tienen asignadas cada institución y si convergen en determinados puntos.

Este plano es el que tiene que resolver con grandes problemas la comunicación institucional. Desde estas páginas hemos referenciado que la comunicación institucional (tanto en su plano interno como externo) es todavía una cuestión pendiente de recibir un enfoque práctico en las organizaciones institucionales, porque en esta transmisión gubernamental se asocia el agente que produce una realidad como es la Administración Pública por sí sola, y la orientación que se le da a la comunicación determinada por el Gobierno.

Con estos simples esquemas teóricos no es de extrañar que la comunicación institucional en España este abandonada. Un abandono que se hace patente al observar los planes de estudios de las facultades de ciencias de la información. Si estas instituciones universitarias tienen, al día de hoy, la tarea de preparar a los futuros profesionales de la comunicación (llámense también periodistas), resulta un tanto extraño que una de las posibles salidas profesionales que existe en los “mass media” como es la de los gabinetes de comunicación no tenga una preparación teórico-práctica en los estudios de ciencias de la información.

Los alumnos que cursan estudios de periodismo se empapan bien de enseñanzas dirigidas al lenguaje escrito, al estilo piramidal, a saber responder al qué, quién, dónde, cuándo y porqué, de la historia del periodismo en España, de las diferencias redaccionales entre radio-prensa-televisión, del potencial de la comunicación, etc... y apenas se referencia un mínimo sobre el papel que juega la comunicación institucional en la sociedad y del trabajo que se debe llevar para que produzca efectividad esa transmisión.

Las facultades de Periodismo moldean la mente de sus alumnos para que vivan esperanzados con llegar a las redacciones de El País, Abc, El Mundo, a la Cadena Ser, Onda Cero, a la Televisión Española, a Antena 3 TV y a Telecinco, sin avisarles de otras posibles salidas profesionales, y, sobre todo, de no avisarles de la explotación que sufren cuando alcanzan esa realidad.

Los gabinetes de comunicación institucional existen, son una salida profesional tan válida y necesaria como las anteriormente descritas. No hay que avergonzarse de trabajar para el Estado, porque la comunicación institucional juega un papel decisivo en una práctica informativa democrática que hace efectivo el derecho a la información y las obligaciones adquiridas por la Administración Pública.

Mientras eso llega, hay que reclamar a las instituciones académicas que también tengan en cuenta el trabajo profesional que hay en los gabinetes de prensa gubernamentales.

15 dic. 2005

La Comunidad Valenciana busca periodistas oficiales

Que el mundo de la comunicación institucional está cada vez más desperdigado lo confirma la oferta de empleo que ha realizado la Generalitat Valenciana en su Boletín Oficial del pasado 2 de diciembre en el que se puede leer la convocatoria de pruebas selectivas de acceso al Grupo A, sector Administración Especial, Periodistas, acceso libre para el Consell de la Generalitat Valenciana.

Ahora resulta que para algunas administraciones nuestra calificación profesional es el Grupo A, sector Administración Especial. Somos especiales... ¿por qué será?. En la convocatoria se pide el Título de Licenciado en Ciencias de la Información o equivalente (ésto sí que no lo entiendo), y para colmo se exige no haber sido separado mediante expediente disciplinario de cualquier Administración o empleo público (¿se referirán también a la Administración Central?). Por si te interesa el puesto el plazo acaba el 22 de diciembre.

Y así nos va en la comunicación institucional en España. Ahora que discuten de si hay una España única o dividida, de si se está produciendo una balcanización del Estado, de si el Gobierno va por un lado y las autonomías por otro, de si España qué es en concreto... Comprobamos que pequeños gestos administrativos dan la medida de lo que sucede en más altos niveles . Que nadie se ofenda, pero la Generalitat Valenciana ya ha dejado claro nuestra calificación profesional: Grupo A, Administración Especial.

14 dic. 2005

El Gobierno no tiene un plan de comunicación institucional

No parece que el Gobierno tenga un plan de comunicación institucional. En estos días estamos viendo cómo la fundación Jaime Vera ha sacado un DVD en el que explica a los dirigentes del PSOE cómo comportarse ante los medios de comunicación.

Este tipo de estrategias de comunicación resultan interesantes, pero cuando las trasladamos al ámbito institucional las diferencias son importantes. De poco sirven las respuestas dadas, o las salidas puentes, o desviar la pregunta hacia otros derroteros, si luego dos ministros chocan a la hora de analizar un mismo tema. Ahí es donde debe estar el plan de comunicación institucional: unificar criterios , que no debe interpretarse como bloquear información.

El Gobierno tiene un cometido: gestionar los intereses públicos, coordinar políticas e informar de lo que se está realizando. Otra cosa es la opinión particular que pueda tener un ministro sobre temas diversos. En este plano, como es lógico la comunicación institucional no tiene nada que hacer, es ya un cometido de la acción puramente política. De nuevo la interrelación institución-política van por la misma senda, pero si se puede alcanzar la separación justa, el camino de la información gubernamental ganará mucho.

13 dic. 2005

Jordi Sevilla asegura que la comunicación institucional es clave para las relaciones Gobierno-sociedad

Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, ha comunicado a la ANPAP el interés de su departamento por la comunicación institucional y la situación de los profesionales que trabajan en los gabinetes de prensa de la Administración Pública.

En un correo electrónico, el titular de Administraciones Públicas ha señalado que la comunicación institucional es un elemento clave en las relaciones entre el Gobierno y la sociedad, "por lo que la situación de los profesionales de los gabinetes de prensa y comunicación será estudiada y analizada en este departamento con especial interés".

Desde la ANPAP se agradece este interés por parte del MAP. Se abre así una vía de esperanza para los profesionales de la comunicación institucional y el reconocimiento de su labor. Sabemos que no va a ser un camino fácil, pero el primer paso ya se ha dado. Ahora sólo queda trabajar en la dirección adecuada para que en el próximo año se consiga alcanzar el reconocimiento profesional y organizativo de la comunicación institucional en España.

11 dic. 2005

La UE dispone de una Dirección General de Prensa

portada de la página web de la Dirección General de Prensa de la UECuando en este famoso puente hemos sido protagonistas de un nuevo “choque” informativo entre los ministros de Defensa y Asuntos Exteriores, además del nuevo plan estratégico comunicacional que el PSOE tiene previsto poner en marcha (también con sus problemillas sobre quién es el estratega principal), y cuando se comprueba que el Secretario de Estado de Comunicación comienza a ejercer sus funciones de portavoz, comprobamos una vez más el desorden que existe en el plano de la comunicación institucional.

Si alguien ha tenido la molestia de preguntarse cómo solucionan este tipo de “enfrentamientos de comunicación” la UE, y más en concreto la Comisión Europea, un organismo que parece una auténtica torre de Babel, habrá encontrado la respuesta. La Comisión Europea dispone de una Dirección General de Prensa y Comunicación (ver página web) que consigue coordinar todas las portavocías de la Comisión Europea, así como poner orden en el posible caos que pueda encontrar el periodista a la hora de encontrar la información que desea en el complejo edificio burocrático que es la UE.

Es más la UE ha tenido el detalle de crear una página web con el siguiente criterio: “La Unión Europea está creciendo y cambiando cada año y, por ese motivo, será siempre un asunto candente para los periodistas. Pero navegar a través de un laberinto de información y de los complicados mecanismos de la UE puede resultar complicado. En la “sección temas” podrá encontrar una selección de los asuntos que se discuten actualmente en la UE, las partes implicadas y la forma de contactar con ellas, así como ideas para posibles noticias. Además, encontrará enlaces hacia muchos de los sitios web clave”. Una web con el título “UE for journalist” que, de verdad, no tiene desperdicio.

También desde la Dirección General de Prensa de la UE se hace llegar el mensaje de abrir las puertas a la información, cada comisión, cada grupo parlamentario, cada comisario tiene facultad y casi obligación para contar el trabajo que está realizando. Y los periodistas ¿tienen limitaciones?. No, y como se puede ver en la web para periodistas uno de los consejos más útiles y perspicaces es el de “esperar al teléfono”, con el siguiente consejo: Los portavoces están ocupados con frecuencia y pueden tardar en contestar a sus llamadas. Sin embargo, ellos también son funcionarios pagados por los contribuyentes para ayudar a los periodistas en sus labores de investigación. De modo que si un portavoz no contesta sus llamadas o tarda en devolverlas, no dude en ponerse en contacto con la secretaria o usar los números de teléfonos móviles suministrados en varios sitios de esta página web”.

¿Es tan difícil llegar a alcanzar este nivel de eficacia profesional en la comunicación institucional de España?

5 dic. 2005

Esto no hay quien lo arregle

Estoy seguro que los Dircoms de la Administración saben cómo están sus gabinetes. Después de muchos años trabajando en un gabinete de prensa de la Administración y tras ver pasar por el puesto de Dircom a una gran variedad de personas, he llegado a la conclusión que todos se van con la impresión grabada en su cerebro de que es muy difícil arreglar-organizar-regular-ajustar la situación de los gabinetes.

Y es que no hace falta ser un especialista en relaciones humanas para comprender que el Dircom que aterriza en un gabinete de prensa de la Administración, aunque al principio se encuentre un poco perdido, la verdad es que pasados los primeros diez días ya sabe en qué situación se encuentran los trabajadores del gabinete, bien porque se ha tomado la molestia de ir entrevistando a cada uno de los integrantes de la plantilla, bien porque el Dircom saliente le haya puesto al día, o bien porque ya se encarga alguien de dentro de filtrarle la situación laboral que rige en ese gabinete de comunicación.

La cuestión que surge entonces (al menos para mí) es ¿qué hacen los Dircoms para solucionar la problemática? Y la respuesta puede llevar múltiples argumentaciones, pero creo que la fundamental está en la hermética maquinaria burocrática de la Administración Pública.

Los periodistas que trabajan para los gabinetes de comunicación institucional tienen diferentes modalidades contractuales con la Administración Pública (contratados laborales fijos, eventuales, funcionarios de carrera, interinos), es una mezcla tan compacta que intentar separar y establecer unos criterios más racionales puede llevar al Dircom a plantearse, incluso, si no sería mejor dejar el puesto.

Pero ninguno lo deja. Al final las cosas se quedan como estaban, es la mejor solución. Una vez comprobado los numerosos muros que debe ir saltando para alcanzar el objetivo, el Dircom opta por fijar todo su esfuerzo en aquel que le ha contratado (por regla general el titular del departamento), y dejar que sean otros los que arreglen ese desaguisado, si pueden.

Y una vez más los periodistas de la Administración vuelven a su realidad, quizás alguno consiga un “puestecillo” de responsabilidad maquillado con alguna fórmula contractual como cargo de confianza, dedicación exclusiva... en fin, ir poniendo puentes donde la Administración no tiene posibilidades de llegar, y el resto seguirá haciendo sus tareas rutinarias mientras sentencia desde la óptica más pesimista la frase que se ha hecho dueña de los gabinetes de comunicación institucional: “esto no hay quien lo arregle”.

1 dic. 2005

El Confidencial Digital publica que los periodistas de la Administración recuerdan a Zapatero sus promesas en la oposición

Hoy jueves ha sido un día fructífero para este blog dedicado a la comunicación
institucional. Por un lado la edición de papel de El País, en su suplemento del "CiberPaís" publica una reseña sobre este blog en donde se destaca no sólo la comunicación institucional, sino la situación de los periodistas que trabajan en los gabinetes de prensa de la Administración Pública.

Otro hecho importante ha sido la publicación en El Confidencial Digital de una información titulada "Los periodistas de la administración pública quieren regular su situación laboral y le recuerdan a Zapatero sus promesas en la oposición" y en ella se hace eco del momento por el que atraviesa la comunicación institucional, los profesionales que trabajan en ella y el trabajo de la ANPAP.

Un pequeño aperitivo de esta noticia que recomiendo se lea con todo detalle : "Fuentes de la Asociación Nacional de Periodistas de la Administración Pública (ANPAP) aseguran que la reunión tuvo lugar con el entonces portavoz de la Comisión de Régimen de las Administraciones Públicas del grupo socialista, José Luis Rodríguez Zapatero. En dicho encuentro, el ahora presidente del gobierno se comprometió a legislar la situación de indefinición administrativa, profesional y laboral de los cerca de 2000 comunicadores de la administración pública, según las fuentes consultadas. De hecho, los interesados hicieron entrega de un informe de situación elaborado por miembros de la ANPAP".

Hay que seguir en este camino hacia el reconocimiento del trabajo que cada día desarrollan los profesionales de la comunicación en el ámbito de la Administración General del Estado.